PREMIUM  ELECCIONES GENERALES

La mayoría de líderes aparcan los actos de campaña para preparar el debate a cuatro

Sólo Albert Rivera protagoniza un acto electoral en Valencia, mientras los otros tres líderes se centran en su preparación televisiva.

Combo de Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera. EFE.
Combo de Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera. EFE.  

La mayoría de los líderes de los principales partidos harán hoy un alto en sus actos de campaña para preparar el debate a cuatro que protagonizarán el lunes, el único que reunirá a los candidatos del PP, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos ante las elecciones del 26 de junio.

Tanto Mariano Rajoy, como Pedro Sánchez y Pablo Iglesias dedicarán la totalidad de la jornada a preparar esa cita, y sólo Albert Rivera tiene previsto protagonizar un acto electoral, en concreto en Valencia.

Por parte del PP, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, encabezará el acto central de la jornada electoral de su partido en Madrid junto a la presidenta de la comunidad, Cristina Cifuentes. Además, la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, estará en varias localidades de la provincia de Toledo.

Por parte del PSOE, será su secretaria de Estudios y Programas, Meritxell Batet, la que recogerá el testigo del principal acto socialista de la jornada, que se celebrará en Barcelona. Por su parte, la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, intervendrá en la Fiesta de la Rosa del municipio jiennense de la Puerta de Segura.

El portavoz de Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón, acudirá a Valencia junto a la coportavoz de Compromís y vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, mientras que el líder de IU, Alberto Garzón, y el coordinador general de esta fuerza política en Andalucía, Antonio Maíllo, encabezarán un mitin en Sevilla.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La mayoría de líderes aparcan los actos de campaña para preparar el debate a cuatro