• viernes, 21 de enero de 2022
  • Actualizado 06:07

 

 
 

SUCESOS

Liberados diez esclavos en Cataluña que no habían oído hablar del coronavirus

La operación policial, llamada "Operación Long", se ha saldado con ocho detenidos, de los cuales cuatro han ingresado ya en prisión.

Un coche de los mossos. EFE
Un coche de los Mossos d'Esquadra. EFE

Los Mossos d'Esquadra han liberado a diez personas esclavizadas durante año y medio por una mafia de origen chino que actuaba en Cataluña. Debido a lo prolongado de la situación, las personas liberadas desconocían por completo la pandemia provocada por el Covid-19.

La operación policial, llamada "Operación Long", se ha saldado con ocho detenidos, de los cuales cuatro han ingresado ya en prisión. Las investigaciones comenzaron a finales de 2019 y el objetivo era terminar con la red de narcotráfico de esta mafia, que suministraba marihuana en Cataluña y el resto de España.

No fue hasta el tramo final cuando se comenzó a sospechar la posibilidad de que el grupo traficara también con personas para explotarles. Según ha trascendido, eran obligados a cultivar marihuana para saldar una deuda contraída con el clan, entre 10.000 y 30.000 euros por el viaje a España.

Las víctimas eran retenidas y explotadas en cuatro naves industriales, que ejercían de base de operaciones y apenas salían al exterior. La organización, asentada en Barcelona, presuntamente contactaba con personas chinas ofreciéndoles un puesto de trabajo en nuestro país.

Antes de llegar,  les trasladaban a países de la Europa del Este por medio de visados presuntamente fraudulentos para asistir a ferias profesionales, donde hacían constar a las víctimas como representantes de empresas, hasta que les retiraban la documentación a su llegada a España.

Los Mossos han explicado que las personas explotadas eran obligadas a trabajar en entornos insalubres y con deficientes condiciones de trabajo.

En total, los agentes han incautado más de 5.500 plantas de marihuana, 60 kilos en cogollos y 42.600 euros en efectivo, además de pasaportes y documentación de terceras personas chinas que los investigadores presuntamente utilizaban para eludir a la policía. Los agentes constataron que en los últimos meses la red envió 50 paquetes con 450 kilos de marihuana, y algunos de ellos fueron interceptados por cuerpos policiales españoles y del Reino Unido.

De los ocho detenidos cuatro han ingresado en la cárcel, y se les investiga por presuntos delitos de pertenencia a organización criminal y contra la salud pública, trata de seres humanos, falsedad documental y fraude del fluido eléctrico; la investigación sigue abierta y no se descartan más detenciones.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Liberados diez esclavos en Cataluña que no habían oído hablar del coronavirus