• viernes, 24 de septiembre de 2021
  • Actualizado 18:42

 

 
 

NACIONAL

JxS propone a la CUP una presidencia coral de "transición" encabezada por Mas

Los poderes repartidos entre tres personas más, que con toda probabilidad serían Oriol Junqueras, Raül Romeva y Neus Munté.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas. EFE.
El presidente de la Generalitat, Artur Mas. EFE.

Junts pel Sí ha presentado hoy una última propuesta, con una presidencia coral de "transición" encabezada por Artur Mas, para que la CUP la someta a la votación de su asamblea, que se reúne el domingo en Girona, y sobre la que sus parlamentarios ya han adelantado que no se posicionarán.

Tras más de dos meses de conversaciones entre las dos fuerzas parlamentarias independentistas, el diputado de Junts pel Sí (JxSí) Raül Romeva ha presentado en conferencia de prensa lo que ha calificado como la "propuesta de acuerdo" trabajada con la CUP para que la presenten en su Asamblea del próximo día 27 de diciembre.

Romeva ha dejado claro que JxSí no ha introducido ningún cambio en cuanto al candidato a la presidencia de la Generalitat, que sigue siendo Artur Mas, pese a que éste ha sido desde el principio el principal escollo para un acuerdo con la CUP.

Para tratar de salvar el obstáculo, JxSí ha planteado una presidencia coral, con Artur Mas a la cabeza, como presidente de la Generalitat -el Estatut impide tener más de un presidente-, pero con los poderes repartidos entre tres personas más, que con toda probabilidad serían Oriol Junqueras (área económica), Raül Romeva (relaciones institucionales y exteriores) y Neus Munté (área social).

"PRESIDENCIA DE TRANSICIÓN"

Una "presidencia de transición", ha dicho Romeva, para pasar del actual 'statu quo' autonómico a una "república catalana" y dentro de un periodo máximo de 18 meses, además del compromiso de presentar al Parlament una cuestión de confianza en el plazo de 10 meses.

La propuesta de estructura de Govern que ha explicado hoy Romeva es la misma que planteó Artur Mas en el segundo debate de investidura, en el que recibió como respuesta un "no" de la CUP.

Pero el documento incluye más cuestiones: un "proceso constituyente hacia una república catalana", que Romeva ha recalcado que se debe ejecutar con "seguridad jurídica", y un plan de choque social contra pobreza y desahucios.

Según el exeurodiputado de ICV, este plan contaría con una dotación aproximada de 270 millones de euros, aunque ha admitido que JxSí no tiene ninguna acuerdo con la CUP para que apoye los próximos Presupuestos de la Generalitat.

Los negociadores tampoco han llegado a la concreción en algunos asuntos espinosos como el proyecto BCN World, la empresa de aguas Aigües Ter Llobregat y el Consorcio Sanitario de Lleida, en el que ambas partes han optado por aplicar moratorias y estudiar los casos más adelante, aunque con el compromiso de garantizar que los servicios seguirán siendo públicos.

"ESFUERZO DE APROXIMACIÓN"

Los mismos diputados de la CUP en el Parlament que han participado en las conversaciones con JxSí durante más de dos meses han marcado distancias con el documento, de 61 páginas, que han recalcado que sólo el "esfuerzo de aproximación" de CDC y ERC hacia los postulados del partido antisistema.

Así, el parlamentario 'cupero' Albert Botran, en una conferencia de prensa posterior a la de JxSí, ha dejado claro que "la propuesta de acuerdo hacia la independencia no lo subscribe la CUP como organización" hasta que sea validada por la Asamblea: "Es un documento que emana de JxSí en conversaciones con nosotros", ha incidido.

En este sentido, Botran ha avanzado que el próximo domingo los diputados de la CUP se limitarán a hacer "una exposición de cómo han ido las conversaciones" con JxSí, sin orientar el voto de los participantes en la Asamblea.

Y ha añadido: "Para lo bueno y para lo malo, somos solo intermediarios" entre el Parlament y la Asamblea del partido.

CUATRO ESCENARIOS

El máximo órgano de decisión de los 'cuperos' votará el domingo sobre cuatro escenarios: aceptar el acuerdo político y apoyar a Mas; rechazar ambas cosas y trabajar para buscar un candidato de consenso; apoyar a Mas pero rechazar el acuerdo político; y finalmente descartarlo todo y emplazar a JxSí a buscar apoyo en otros grupos del Parlament.

A la espera del resultado de la asamblea, JxSí evita plantear escenarios de socios alternativos en el Parlament si la CUP da un 'no' a investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat, ni tampoco se plantea frenar el proceso ante una hipotética oferta de referendo por parte del Estado.

"¿Hay una oferta de referendo?", se ha preguntado retóricamente Romeva, que ha recalcado asimismo que "no hay ninguna modificación" en el proceso soberanista a resultas del resultado de las elecciones generales, ya que, ha asegurado, el "mandato" viene de las catalanas del 27S y "sigue siendo legítimo". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
JxS propone a la CUP una presidencia coral de "transición" encabezada por Mas