TRIBUNALES

A juicio por abordar a una niña en una biblioteca y hacerle preguntas sobre sexo: huyó corriendo

El fiscal pide 9 meses de prisión por un delito contra la libertad sexual, además de la prohibición de acercarse a menores de edad durante 4 años.

Una niña leyendo un libro. ARCHIVO
Una niña leyendo un libro. ARCHIVO

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita la condena de un acusado de abordar en una biblioteca de Grado a una niña de 13 años para hacerle preguntas sobre su intimidad sexual. La vista oral está señalada para este miércoles, 7 de octubre de 2020, en el Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo, a las 11.30 horas.

El fiscal pide 9 meses de prisión por un delito contra la libertad sexual, además de la prohibición de acercarse a menores de edad durante 4 años. Alternativamente, si el delito que se contempla es de coacciones, pide también 9 meses.

El Ministerio Fiscal sostiene que, en la tarde del 30 de octubre de 2018, la niña, que en ese momento tenía trece años, estaba junto con una amiga en la zona wifi de la biblioteca situada en la Casa de la Cultura de Grado. En la misma zona se encontraba el acusado, y ninguna otra persona más. En un determinado momento la amiga abandonó el lugar, circunstancia que aprovechó el acusado para aproximarse a la joven y trabar conversación con ella.

Tras tocar diversos temas, el acusado empezó a hacerle preguntas sobre cuestiones íntimas, tales como si tenía más de 18 años -- a lo que ella le contestó que tenía 13-- si había tenido la regla, si tenía novio, si hacía "cosas" con su novio, si usaba juguetes sexuales y si veía vídeos porno.

También le dijo que si los padres de ella se enteraban de lo que estaba haciendo, lo matarían. Según el fiscal, la naturaleza de la conversación, la ausencia de otras personas en el lugar, la diferencia de edad entre el acusado y la niña, y el hecho de que esta se encontraba sentada, mientras que aquel estaba de pie obstaculizándole la salida, provocaron en la niña una fuerte sentimiento de incomodidad y temor, impidiéndole dar por terminada la conversación y marcharse.

Finalmente, sonó el teléfono móvil de la chica, a quien llamaba su hermana, lo que aprovechó para decir que tenía que irse. El acusado se apartó y le dijo que la acompañaba, momento en que ella echó a correr y abandonó el lugar.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
A juicio por abordar a una niña en una biblioteca y hacerle preguntas sobre sexo: huyó corriendo