• domingo, 26 de septiembre de 2021
  • Actualizado 13:04

 

 
 

TERRORISMO

Homenaje a un etarra: sientan a un miembro del 'comando Madrid' en el sillón de alcalde del Ayuntamiento de Lequeitio

La localidad está gobernando por el PNV y el Colectivo de Víctimas del Terrorismo ya ha anunciado una denuncia por enaltecimiento del terrorismo. 

Homenaje en Lakeitio a un etarra del comando Madrid de ETA.
Homenaje en Lakeitio a Antonio Gabiola Goyogana, etarra del comando Madrid de ETA.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) va a denunciar al Ayuntamiento de Lequeitio gobernado por el PNV por un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas después de que la silla del alcalde del salón de plenos del consistorio se utilizase para homenajear al terrorista del comando Madrid Antonio Gabiola Goyogana, alias Tonua.

Goyogana fue acusado de participar en el secuestro del industrial Emiliano Revilla, en 1988, y del asesinato de Ricardo Tejero, directivo del Banco Central, en 1985. Tiene un amplio historial delictivo y sus condenas llegan a los 30 años.

Los acontecimientos, ha denunciado Covite, tuvieron lugar tras la salida de prisión del terrorista, el pasado miércoles. Cientos de personas recibieron a Gabiola a las puertas del Ayuntamiento. Tras recibir un ramo de flores a la entrada del consistorio entre ikurriñas, el etarra accedió a un salón de plenos repleto y tomó asiento en la silla del alcalde, desde donde fue homenajeado.

Covite ha tildado de humillante que un terrorista que ha contribuido a llenar de sangre y dolor las calles del País Vasco sea recibido como un héroe no sólo por centenares de vecinos, sino por el Ayuntamiento de Lequeitio, gobernado por el PNV.

El Colectivo ha añadido que la clase política no puede seguir impasible ante semejantes muestras de inmoralidad en municipios como Lequeitio, donde ETA asesinó al marinero Ignacio Montes Abad, al policía municipal Juan Rodríguez Rosales y al guardia civil Alberto Villena Castillo. Entre los tres eran padres de ocho niños.

En palabras de Covite, mientras en Europa la lucha contra la radicalización violenta es una prioridad, en el País Vasco y Navarra la aclamada normalización tras el cese del terrorismo de ETA pasa por soportar la empatía social hacia el terrorista y por asumir erróneamente que quien no mata ya no es peligroso y, por tanto, todo vale.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Homenaje a un etarra: sientan a un miembro del 'comando Madrid' en el sillón de alcalde del Ayuntamiento de Lequeitio