TERRORISMO

Hermanos en la yihad: casi la mitad de los detenidos en España compartían este parentesco

Las últimas células descubiertas siembran un patrón de captación que se basa en la mayoría de los casos en vínculos familiares.

Detenidos en Barcelona por reclutar yihadistas. EFE.
Detenidos en Barcelona por reclutar yihadistas. EFE.  

Esta semana, la Guardia Civil ha detenido en una operación en Girona a dos hermanos relacionados con la red de financiación desde Europa del Estado Islámico. Estos arrestos han confirmado la prevalencia del parentesco de hermandad como factor de reclutamiento que, en el caso de España, alcanza al 43,8% de los detenidos desde 2013.

Así se desprende del informe 'Estado Islámico en España', editado por el Real Instituto Elcano, que recopila información sobre los 124 detenidos que pasaron por la Audiencia Nacional por su relación con el terrorismo yihadista entre junio de 2013 y mayo de 2016.

En concreto, se analiza 32 casos en los que se estableció un vínculo social del entorno familiar con un parentesco diverso en el que prevalece el establecido entre hermanos. También se han detectado casos con la familia política (21,9%), entre parejas (15,6%) o entre padres e hijos (12,5%).

"Llama la atención que hermanos de otros detenidos o combatientes terroristas extranjeros han sido detectados en seis de las operaciones policiales desarrolladas en España desde 2013 contra redes de radicalización y reclutamiento para el Estado Islámico- EI", aseguran los expertos Fernando Reinares y Carola García-Calvo.

DÓNDE SE INICIA EL RECLUTAMIENTO

Otra cuestión relevante es que el domicilio privado ha superado, según el Real Instituto Elcano, al lugar de culto o a los centros penitenciarios como el principal ámbito de reclutamiento. Además, analizando los detenidos en España se descubre que una abrumadora mayoría (el 90,6%) fueron radicalizados tras un proceso de contacto con otra persona y que en sólo un 9,4 por ciento fue determinante el acceso a Internet.

Oliver Roy, especialistas en el islam, apunta que en muchos casos se trata de familias desestructuradas, a menudo sin la presencia del padre, de forma que esta ausencia es suplida por el refuerzo del vínculo entre los hermanos. Es decir, lo que ayuda a recuperar el sentido de la vida para estos jóvenes sería abrazar la vertiente más extremista de su religión como un medio para alimentar su odio.

ÚLTIMA CÉLULA DESARTICULADA

En las dos últimas operaciones en España contra el yihadismo se han desarticulado células integradas por hermanos. La última fue este miércoles, cuando dos hermanos de origen marroquí de 33 y 22 años fueron detenidos en Girona después de que un tercero falleciera en Siria, a donde viajó en febrero de 2015 para unirse a los combatientes del califato. Están acusados de forma parte de una red de financiación desde Europa para el reclutamiento de terroristas.

El juez de la Audiencia Nacional Alejandro Abascal ordenó el jueves el ingreso en prisión incondicional y sin fianza para estos dos hermanos, Abdelhak y Omar El Jelaly. Imputa al primero un delito de pertenencia a organización terrorista y, al segundo, de financiación del terrorismo. Interior destaca la radicalización "muy acelerada" del primero de ellos, que estaría a punto de pasar a ser combatiente en Siria o "hacer otro tipo de servicios" para el Estado Islámico desde España.

Se trata de una familia que llegó a España hace 13 años y que se fueron progresivamente radicalizándose por mimetismo de lo que hacía Bachir, el hermano que falleció en Siria, a donde viajó con su mujer y dos menores tras desprenderse de sus bienes materiales y traspasar la carnicería que regentaba en Girona.

MÁS CASOS FAMILIARES EN ESPAÑA

En otra operación de la Guardia Civil, en esta ocasión en Lleída, fueron detenidos el 1 de julio tres hermanos paquistaníes de 25, 29 y 31 años por enaltecimiento del terrorismo y difusión de material audiovisual propagandístico de diferentes grupos yihadistas.

Especialmente significativo fue la operación en Ceuta de enero de 2015 en la que fueron dos parejas de hermanos --todos de origen marroquí-- que, según informó Interior, estaban "fuertemente radicalizados" y preparados para cometer un atentado como el de París contra la revista Charlie Hebdo, cuya autoría se atribuyó a los hermanos Kouachi, franceses de padres argelinos.

Como en este último caso, los últimos meses están repletos de ejemplos en los que figuran hermanos como autores de los atentados con víctimas mortales en Europa. Ocurrió el 14 de noviembre de 2015 con Ibrahim y Salah Abdeslam, en la masacre provocada en la sala Bataclán de la capital gala o, este pasado 23 de marzo en Bruselas, donde fueron los hermanos Bakraoui los que se hicieron estallar tras una cadena de atentados.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Hermanos en la yihad: casi la mitad de los detenidos en España compartían este parentesco