PREMIUM  SUCESOS

"Yo no he sido; Gabriel, te quiero", los gritos de Ana Julia en el momento de su arresto

Ana Julia Quezada estaba siendo vigilada por la Guardia Civil durante las 24 horas desde que encontró la camiseta del menor.

Ana Julia Quezada Cruz y un cartel de 'se busca' de Gabriel Cruz. EP-FOTOMONTAJE
Ana Julia Quezada Cruz y un cartel de 'se busca' de Gabriel Cruz. EP-FOTOMONTAJE  

El momento ha sido tremendamente tenso. Junto a la entrada de la vivienda de Ana Julia Qurezada, la pareja del padre de Gabriel Cruz, el niño que llevaba desaparecido en Almería desde el pasado 28 de febrero, seis patrullas de la Guardia Civil la esperaban para detenerla.

Después de cruzar sus coches para que no pudiera avanzar, unos agentes la han hecho descender del coche, un vehículo gris (que ya había sido registrado por la policía con anterioridad), y han abierto el maletero, en el que se encontraba el cadáver del pequeño envuelto entre mantas. Al parecer, lo había ido a buscar a un pozo, donde lo habría escondido durante todos estos días.

Sus declaraciones durante el momento del arresto han dejado impactados a todos los testigos. "No he sido yo. Yo he cogido el coche esta mañana", ha dicho la mujer, novia del padre de Gabriel, en el momento de su detención en las calles de Vícar, el municipio de Almería donde residía, a 71 kilómetros del lugar donde desapareció el pequeño.

Tras estos gritos y el descubrimiento del cadáver en el maletero, uno de los agentes de la Guardia Civil le ha dicho: "Cállate", y la han empujado contra el capó de un vehículo para ponerle la esposas y trasladarla hasta los calabozos de la comandancia de la Guardia Civil en Almería.

La mujer detenida, de origen dominicano, se encontraba a punto de acceder al garaje de su vivienda con el citado vehículo gris, cuando ha sido interceptada por los seis coches del Instituto Armado.

SEGUIDA LAS 24 HORAS AL DÍA

"Yo no he sido, yo no he sido. Gabriel, te quiero", fueron los siguientes gritos de Ana Julia Quezada en mitad de la calle, hasta que fue introducida en un vehículo oficial de la Guardia Civil.

Como se recuerda, la pareja del padre del pequeño estaba siendo investigada durante las 24 horas del día desde que encontró una camiseta de Gabriel en un lugar que ya había sido rastreado. Los agentes habían dejado que se confiara para ver si cometía algún error, como el que acabó cometiendo este domingo cuando movió de lugar el cadáver del niño.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"Yo no he sido; Gabriel, te quiero", los gritos de Ana Julia en el momento de su arresto