SUCESOS

El guardia civil detenido: «Antes de que un moro nos reviente de un bombazo, lo reviento yo»

Ingresa en prisión el guardia civil que mató a tiros a un hombre tras un accidente de tráfico alegando que creía que era un yihadista.

EL guardia civil detenido y la víctima. ABC
EL guardia civil detenido y la víctima. ABC  

Ángel Luis Viana Jiménez, el guardia civil de 31 años detenido por presuntamente matar a un conductor marroquí en la A-3 (carretera de Valencia) tras sufrif un accidente de tráfico disparó contra la víctima de forma repetida alegando que pensó que era un yihadista. Según publica ABC.es ,fuentes de la investigación indicaron que fue él quien provocó el accidente que desencadenó en una discusión de tráfico entre dos conductores.

Viana, que llevaba seis días de baja por una lumbalgia, había salido de Arganda del Rey, donde reside su padre (también guardia civil) y conducía un BMW cuando, a la altura del kilómetro 67, sacó de la carretera el Opel Zafira que llevaba Younes S., marroquí de 39 años.

Los investigadores trabajan con esa hipótesis y añaden que, a raíz del incidente, ambos comenzaron a discutir.

Los hechos habrían comenzado con el accidente provocado por el guardia civil que tuvo como resultado la salida de vía del vehículo de la víctima. Ambos conductores comenzaron a discutir y Viana sacó su arma reglamentaria. Al ver el arma el hombre echó a correr y el guardia civil descargó el cargador en la víctima de cintura para abajo.

Según se publica en ABC.es, tras los múltiples disparos, Viana se habría acercado hasta el cuerpo tendido a unos 50 metros ya que la víctima intentó escapar y le levantó la cabeza para ver si continuaba respirando. Al ver que aún respiraba le disparó en la cabeza a quemarropa y mostró una extremada frialdad al sentarse en la mediana a esperar la llegada de los cuerpos de seguridad.

Cuando llegó la policía señaló que: «Antes de que un moro de estos nos reviente de un bombazo, lo reviento yo».

Según publicaba ABC además el guardia civil portaba una katana en una funda «que le ocupaba toda la espalda», precisaron fuentes policiales.

Ángel Luis se negó la tarde del martes a declarar ante el Grupo de Homicidios de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid. Al día siguiente pasó a disposición judicial, y también se acogió a su derecho a guardar silencio. La magistrada titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Arganda del Rey acordó la prisión provisional comunicada y sin fianza del imputado. Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) le achacan un delito de homicidio, sin perjuicio de que esta calificación penal pueda variar a lo largo de la instrucción. El reo se encuentra en la cárcel de Estremera.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El guardia civil detenido: «Antes de que un moro nos reviente de un bombazo, lo reviento yo»