PREMIUM  SUCESOS

Polémica por la cruel foto de un trabajador de una empresa ambiental con un lobo que murió atropellado

La compañía Tragsa ha lamentado la imagen y ha prestado toda su colaboración al Seprona en su investigación sobre las causas del accidente.

Un trabajador de Tragsa posando con el cadáver de un lobo como si fuera un trofeo ASCEL LOBO
Un trabajador de Tragsa posando con el cadáver de un lobo como si fuera un trofeo ASCEL LOBO  

El Grupo Tragsa ha lamentado este jueves las imágenes difundidas que muestran a un trabajador temporal del retén contra incendios con el que cuenta la empresa en Alto Campoo (Palencia) sujetando el cadáver de un lobo que había sido víctima de un atropello mortal.

La imagen, que se tomó como parte de una serie de fotografías destinadas a poner en conocimiento de las autoridades y de la compañía aseguradora el motivo del accidente, fue publicada en las redes sociales desde un perfil perteneciente a una persona que no guarda ningún vínculo con la empresa. Tragsa, a través de un comunicado, lamenta las malas interpretaciones que se hayan podido producir a raíz de esta publicación.

El incidente se dio en la mañana del 2 de noviembre, cuando dos trabajadores de la compañía sufrieron un accidente en una vía pública junto a la localidad de Corvio mientras se dirigían a su lugar de trabajo, en Alto Campoo.

EL LOBO IMPACTÓ CON UN VEHÍCULO

Un macho adulto de lobo ibérico, especie que no cuenta con protección especial en esta zona, salió de un lado de la carretera e impactó con el frontal derecho del vehículo, lo que provocó que saliese despedido hacia la cuneta y que muriese como consecuencia del golpe.

En ese momento, los operarios estacionaron el vehículo a un lado de la carretera y dieron aviso a la Guardia Civil y a los agentes de protección ambiental para que se hicieran cargo del animal.

Seguidamente, se realizaron una serie de fotografías de la zona del accidente y del vehículo de cara a justificar los daños frente a la compañía aseguradora. Entre estas fotografías se encuentra la "desafortunada" imagen de uno de los operarios levantando el cadáver del animal.

ESTUDIA MEDIDAS INTERNAS

Desde un primer momento, el Grupo Tragsa ha prestado toda su colaboración al Seprona en su investigación sobre las causas del accidente, y está estudiando internamente las medidas legales a tomar en base a su código ético y deontológico.

Desde la empresa pública lamentan que "este tipo de incidentes aislados pueda afectar de alguna manera a la imagen de una entidad que lleva 40 años entregada a la defensa de la biodiversidad y el medio ambiente, primando el servicio público de calidad como su principal compromiso".

El Grupo Tragsa pertenece al Grupo SEPI, un holding empresarial que abarca un total de 15 empresas públicas de forma directa y mayoritaria, con una plantilla de aproximadamente 73.000 profesionales en 2015, la Corporación Radiotelevisión Española, sobre la que tiene competencias, y una fundación pública tutelada. Asimismo, SEPI tiene participaciones directas minoritarias en otras nueve empresas, e indirectas sobre más de cien sociedades.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Polémica por la cruel foto de un trabajador de una empresa ambiental con un lobo que murió atropellado