PREMIUM  TERRORISMO

Abandona la cárcel el histórico etarra Santi Potros, al que han recibido tres familiares en el exterior de la prisión

Se trata de uno de los terroristas más sanguinarios de la banda, con más de 40 crímenes a sus espaldas.

Santi Potros, a su salida de prisión. EL ESPAÑOL
Santi Potros, a su salida de prisión. EL ESPAÑOL  

El histórico etarra Santiago Arrospide Sarasola, Santi Potros, ha salido este domingo de la prisión de Topas, en Salamanca, a las 8.15 horas, acompañado por tres familiares, dos hombres y una mujer, y no ha querido hacer ningún tipo de declaración.

Vestido con ropa de deporte y una gorra blanca, el etarra, con 40 asesinatos a sus espaldas, ha montado en la parte delantera de un vehículo blanco, que lo esperaba fuera del recinto penitenciario.

Potros ha recorrido los 200 metros que separan la prisión de la salida del recinto tan solo acompañado de esas tres personas y sin hacer ningún comentario a los periodistas que aguardaban en la salida.

Solo la citada mujer, que ha recibido con un beso a Santi Potros, ha respondido con un "muy bien" a la pregunta de los medios de comunicación de cómo se encontraba el etarra a la salida de prisión.

Santi Potros ha sido excarcelado tras pasar 31 de sus 70 años en la cárcel (13 en Francia y 18 en España) y superar el cumplimiento máximo de privación de libertad, como autor de los atentados más sanguinarios de ETA, como el de Hipercor de Barcelona o el de la plaza de República Dominicana de Madrid.

Desde hace varios días, según han señalado fuentes penitenciarias, la dirección del centro penitenciario de Topas tenía claro que Potros debería salir a primera hora de la mañana y que la burocracia para abandonar la cárcel tenía que ser rápida.

SIN DECLARACIONES

Y así ha sido, ya que a las 8.15 horas, el etarra ha dejado atrás la prisión salmantina y, con paso firme pero tranquilo, vestido con una camiseta de rallas blancas y azules horizontales, con gorra y un pantalón corto verde de deporte, ha avanzado hasta donde se encontraban sus familiares, ante los que ha depositado la bolsa con sus pertenencias, ha besado a la mujer y ha saludado a los otros dos acompañantes.

A partir de ese momento, todos ellos han caminado hacia el lugar donde habían aparcado el vehículo, de color blanco, en el cruce de la antigua carretera nacional 630 con la entrada al recinto penitenciario.

Apenas han hablado entre ellos, y solo a la llegada al coche, cuando Santi Potros ha preguntado, en euskera, a sus acompañantes dónde se sentaba, a lo que le han respondido que "delante".

Tras dejar atrás la barrera de entrada al recinto penitenciario, los periodistas hasta allí desplazados han rodeado a Potros, aunque el etarra ha declinado responder a las constantes preguntas que le han hecho.

Entre ellas, la de si tenía algún mensaje que mandar a las víctimas, a la que Santi Potros ha respondido con una mirada fija y dura. Después, ha abandonado el recinto penitenciario de Salamanca.

ONCE SENTENCIAS

Santi Potros (Lasarte, Guipúzcoa, 1948) entró a formar parte de la organización terrorista en 1968 y, ocho años después, ingresó en los comandos Bereziak de ETA político-militar.

Detenido en 1987 en Anglet (Francia), el etarra acumulaba en España 11 sentencias, que sumaban casi 3.000 años de prisión, por atentados con alrededor de 40 asesinados, entre ellos los 21 muertos de la masacre del Hipercor de Barcelona de 1987 (fue condenado a 790 años de prisión) o los 12 guardias civiles fallecidos un año antes en la plaza de la República Dominicana de Madrid, por el que fue condenado a 1.920 años.

Tras dirigir los comandos más letales de ETA, Santi Potros engrosó la lista de etarras críticos con la banda, a raíz de la ruptura del alto el fuego del 30 de diciembre del 2006, con el atentado en la T-4 del aeropuerto madrileño de Barajas.

Desde su detención en Francia, estuvo en prisiones galas durante 13 años, hasta que fue extraditado a España en diciembre del 2000. Dos años después, recibió su primera condena: 99 años de cárcel por planificar un atentado contra la sede de la Dirección General de la Guardia Civil en Madrid en 1987.

TREINTA AÑOS MÁXIMO

Ya en España, Santi Potros cumplió pena en prisiones de Andalucía, hasta que fue trasladado en el 2009 a la cárcel zaragozana de Zuera y, siete años después, a la de Topas (Salamanca), en la que ha permanecido hasta este domingo.

En marzo del 2006, la Audiencia Nacional acordó acumular sus 11 condenas en una y fijó en 30 años el cumplimiento máximo de privación de libertad, fijando su excarcelación para el 2030, si bien esta fecha no fue definitiva, pues, con la derogación de la doctrina Parot, su salida se vio fijada para el 2025.

Sin embargo, esta fecha tampoco fue firme, pues obtuvo redenciones de condena tanto ordinarias como extraordinarias por trabajos en prisión y, en diciembre del 2014, la sección primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia decretó su excarcelación, al descontar el tiempo de prisión que permaneció en cárceles de Francia, de acuerdo a una normativa europea.

El principal temor de las víctimas lo supone los homenajes de bienvenida que puedan celebrarse en el País Vasco al etarra, si bien por el momento no hay indicios de la preparación de actos para recibir a Potros, que, tras la ruptura del alto el fuego de ETA en el 2006 con el atentado en la T-4 de Barajas, se sumó al sector crítico con la banda terrorista.

Son imágenes, las de los homenajes, que causan un "dolor tremendo", asegura la abogada de la Asociación de Víctimas del Terrorismo Carmen Ladrón de Guevara, que advierte que denunciarán cualquier gesto como un delito de humillación a las víctimas. "Se lo hemos prometido", asegura.

EXTREMAR LAS PRECAUCIONES

El Gobierno sostiene que estará atento: "Si hay un delito que puede ser subsumido en el enaltecimiento del terrorismo o menosprecio de las víctimas, evidentemente para eso están las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado", ha garantizado el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

La excarcelación de Potros también ha llevado al líder del PP, Pablo Casado, a instar al Gobierno a "extremar las precauciones" para impedir los homenajes a presos de ETA, y en particular a Arrospide Sarasola.

Ha defendido por ello la necesidad de una ley de memoria, dignidad y justicia, para que las víctimas sean recordadas y en la que quede constancia de que no se "toleran homenajes a terroristas".

Tampoco el PP, ha dicho, "va a tolerar ningún acercamiento de presos etarras" a cárceles del País Vasco, porque "no cabe un beneficio a asesinos que no han tenido la decencia" de ayudar a esclarecer 300 atentados, y ha advertido al Ejecutivo de que "tendrá la oposición frontal" si lo hace.

Ha vuelto también a manifestarse en contra de la retirada del recurso contra la ley vasca de víctimas de abusos policiales, al defender que "en España no ha habido abusos policiales, sino muchos policías y guardias civiles" asesinados por ETA.

"EL PUPILO DE AZNAR"

Ante estas manifestaciones, la secretaria de la UE del PSOE, Iratxe García, ha reprochado a Casado, al que ha definido como "el pupilo de Aznar", que utilice de forma irresponsable "el dolor de las víctimas" del terrorismo para atacar al Gobierno.

La eurodiputada ha lamentado que el PP, en lugar de optar por una oposición constructiva, se haya apoyado "en el miedo y en los populismos", al hacer "bandera" en su discurso de un posible traslado de presos de ETA al País Vasco.

El acercamiento de los presos, ha apuntado, "no es un beneficio penitenciario", y eso es algo que, a su juicio, debería tener claro "un pupilo de Aznar", dado que su Gobierno trasladó en 1999 a más de un centenar de reclusos.

También ha sido crítica con Pedro Sánchez la presidenta de honor de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, que le ha afeado en Twitter que publicara un mensaje recordando el nombre de las "Trece Rosas" y ninguno con el de los 40 asesinatos de Potros.

"¿Podrías recordar también los nombres de las víctimas del terrorismo cuyo asesino Santi Potros ha salido en libertad? ¿O eso no queda bien en el pacto para alcanzar la Moncloa?", le interpela a Sánchez en un tuit Pedraza, miembro de la Junta Directiva Nacional del PP y comisionada de víctimas del terrorismo en la Comunidad de Madrid.

El Departamento psicosocial de la Asociación de Víctimas del Terrorismo está haciendo seguimiento de las víctimas más afectadas por su excarcelación, acontecimiento que muchos no se esperaban, según ha explicado la abogada de la asociación.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Abandona la cárcel el histórico etarra Santi Potros, al que han recibido tres familiares en el exterior de la prisión