• sábado, 16 de octubre de 2021
  • Actualizado 23:29

 

 
 

SALUD

Un estudio apunta que la vacuna por sí sola no acabará con la pandemia

Según el Instituto de Genómica de Pekín de la Academia China de Ciencias, son necesarias intervenciones no farmacéuticas para acelerar el fin de la pandemia y completar la vacunación.

Imagen de la vacuna contra la COVID-19. PABLO LASAOSA
Imagen de la vacuna contra la COVID-19. PABLO LASAOSA

La disponibilidad de vacunas proporciona una solución prometedora para contener la pandemia de COVID-19. Sin embargo, sigue sin estar claro si la vacunación a gran escala puede conseguir contener la pandemia de COVID-19 y en qué plazo.

Según un estudio realizado por científicos del Instituto de Genómica de Pekín de la Academia China de Ciencias, la vacunación por sí sola no puede detener la pandemia en algunos escenarios y son necesarias intervenciones no farmacéuticas (NPI) para complementar la vacunación y acelerar el fin de la pandemia.

En su trabajo, publicado en la revista 'Quantitative Biology', el estudio desarrolló un modelo epidémico para explorar la dinámica de la pandemia bajo escenarios de vacunación y NPI, parametrizando explícitamente los factores clave relacionados con la vacunación, incluyendo la duración de la inmunidad, la eficacia de la vacuna y la tasa de vacunación diaria, etcétera.

El modelo se aplicó a las cifras diarias de casos confirmados de Israel y Estados Unidos para explorar y predecir las tendencias bajo vacunación en función de sus estados epidémicos actuales y de las medidas de intervención.

"En Israel, más de la mitad de la población estaba ya totalmente vacunada, y bajo el esquema de vacunación actual, se predijo que la pandemia terminaría entre el 14 de mayo de 2021 y el 26 de agosto de 2021, asumiendo que la inmunidad persiste durante 180 días a 365 días y con o sin NPI", explica el doctor Hua Chen.

Para Estados Unidos, si asumimos la tasa de vacunación actual (0,268% por día) y la intensidad de las NPI, la pandemia terminará entre el 20 de enero de 2022 y el 19 de octubre de 2024, asumiendo que la inmunidad persiste durante 180 días a 365 días.

"Sin embargo, suponiendo que la inmunidad persista durante 180 días y que no se apliquen NPI, la pandemia no terminará y, en cambio, alcanzará un estado de equilibrio, con una proporción de la población que permanecerá activamente infectada", puntualiza el doctor Chen.

En general, la tasa de vacunación diaria debe decidirse en función de la eficacia de la vacuna y la duración de la inmunidad para lograr la inmunidad de grupo. En algunas situaciones, la vacunación por sí sola no puede detener la pandemia, y las NPI son necesarias para complementar la vacunación y acelerar el fin de la pandemia.

Teniendo en cuenta que la eficacia de la vacuna y la duración de la inmunidad pueden reducirse en el caso de las nuevas cepas mutantes, estos investigadores apuntan que "es necesario seguir siendo cautelosamente optimista sobre la perspectiva de acabar con la pandemia mediante la vacunación".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un estudio apunta que la vacuna por sí sola no acabará con la pandemia