SUCESOS

Detenido por ver por internet cómo se abusaba sexualmente de niños en tiempo real e incluso a la carta

El arrestado pagaba por estos contenidos a través de criptomonedas para intentar no ser descubierto.

Un hombre emplea un ordenador. ARCHIVO
Un hombre emplea un ordenador. ARCHIVO  

La Guardia Civil ha detenido en Bilbao a un individuo acusado de comprar pornografía infantil "a la carta" a través de internet que pagaba con criptomonedas o servicios de envío de dinero anónimo.

Según ha informado el Instituto Armado, la operación, denominada Kugantxu, se inició a raíz de una información del centro nacional para niños desaparecidos y explotados de Estados Unidos.

Al parecer, el detenido accedía, previo pago, a emisiones de abusos sexuales a menores emitidos en tiempo real. Para acceder a los contenidos, se realizaban pagos de pequeñas cantidades, normalmente a través de plataformas que dificultan la trazabilidad de los mismos (criptomonedas, tokens o servicios de envío de dinero anónimo), a cambio de poder visualizar cómo se abusaba de menores en tiempo real e incluso a la carta.

El análisis de las conversaciones del detenido mediante diferentes aplicaciones de mensajería y de los pagos realizados a través de una plataforma, permitió averiguar los destinatarios de estos pagos, ubicados principalmente en Filipinas.

La información fue remitida a la Transnational Criminal Investigations Unit, con base en Manila, al objeto de identificar a los autores de los abusos y las víctimas ubicadas en la región.

Según ha señalado la Guardia Civil, esta modalidad de explotación sexual infantil es una tendencia cada vez "más observada por los investigadores de este tipo de delitos". Así, los abusos se producen normalmente en países del sudeste asiático, aunque también se han encontrado otros ubicados en África.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Detenido por ver por internet cómo se abusaba sexualmente de niños en tiempo real e incluso a la carta