PREMIUM  SOCIEDAD

Despiden al conductor de un coche fúnebre por fumar y poner música popular a la hija del difunto

Un juzgado ha determinado que el chófer actuó de "mala fe" contra su empresa.

Imagen de archivo de un coche fúnebre. CEDIDA
Imagen de archivo de un coche fúnebre. CEDIDA  

Un juzgado de Extremadura ha confirmado el despido disciplinario de un conductor de coches fúnebres por poner música a la hija del fallecido mientras la trasladaba en el vehículo junto a los restos mortales de su padre.

A pesar de que el trabajador no estaba autorizado a transportar a nadie a bordo, accedió a viajar con la mujer con la condición de fumar y mantener la emisora de la radio encendida.

Finalizado el trayecto, la familia del difunto presentó una queja al representante de la compañía de decesos por el trato "vejatorio" y "desconsiderado" que habían recibido por parte del conductor, que mantuvo en todo momento una actitud "chulesca", según recoge la sentencia del Juzgado de lo Social n.º 1 de Cáceres.

"En esa actividad especialísima, la exquisitez de trato de los empleados es básica, pues han de gestionar los peores momentos de la vida de las personas que recaban sus servicios. Han de conducirse con discreción, prudencia y cercanía. Han de eludir malas palabras o malos gestos, es más, han de transigir con situaciones incómodas propiciadas por el dolor y la frustración de los familiares de los difuntos", recoge la sentencia en relación a la actitud del chófer.

El juez considera que "no es admisible" el trato dispensado por el trabajador y determina que "imponer" la música es una forma de "vejar" a la hija del difunto, especialmente porque no se trata del "Réquiem de Mozart, de La pasión según san Mateo de Bach o de Las siete palabras de Cristo en cruz de Schütz , sino de alguna algarabía popular idónea para el esparcimiento y la distracción".

Tras la protesta de la familia, la empresa despidió al trabajador por el comportamiento exhibido en el ejercicio de sus funciones. Actuó de "mala fe" contra la empresa La defensa del conductor alegó que el despido era improcedente y que obedecía a una represalia por parte de la empresa, puesto que el trabajador había presentado el mismo día de los hechos junto a otros compañeros una denuncia administrativa ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social por problemas laborales.

El juez ha desestimado este extremo, ya que la denuncia no se trasladó a la compañía hasta pasados varios meses desde la fecha del despido, por lo que no pudo ser una venganza por parte de la empresa. Asimismo, la sentencia estima que existió "mala fe" por parte del chófer contra la empresa para la que trabajaba, porque su proceder reporta "mala fama" a la compañía, una repuntación que, según el juez, "correrá de boca en boca".
 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Despiden al conductor de un coche fúnebre por fumar y poner música popular a la hija del difunto