PREMIUM  TRIBUNALES

La defensa de los padres de Asunta piden límites en la difusión del juicio

El tribunal y el jurado lo han rechazado y no habrá restricciones en la difusión de lo que ocurra en la sala.

Juicio Asunta
Juicio Asunta  

Las defensas de los padres de Asunta Basterra Porto, acusados de la muerte violenta de esta niña de 12 años encontrada en una pista forestal de Teo (A Coruña) el 22 de septiembre de 2013, han pedido hoy "restricciones" en la difusión del juicio, pero el Tribunal y el jurado lo ha rechazado.

Han reclamado que no se puedan emitir secuencias audiovisuales de la vista oral en los medios de comunicación, con independencia de que los periodistas, al tratarse de un juicio en audiencia pública, sí puedan seguirlo desde el interior del juzgado compostelano de Fontiñas.

El abogado de Rosario Porto, el penalista José Luis Gutiérrez Aranguren, ha explicado en la jornada de hoy, dedicada a resolver cuestiones previas, que la defensa no exige la realización de la vista "a puerta cerrada" pero sí "unas restricciones".

El objetivo, según ha explicado el letrado, es "evitar la perturbación" de la prueba, con la visualización de secuencias en informativos y tertulias televisivas "en el llamado caso Asunta" que tanta expectación ha generado durante los dos últimos años.

En este sentido, han demandado que la señal institucional de la que disponen los más de 30 medios acreditados a este juicio no pueda ser difundida al público.

"Que queden sin efecto las cámaras y que sea suficiente la toma de notas", han expuesto.

Así las cosas, se ha referido Gutiérrez Aranguren, a modo de ejemplo, a la "preocupación" expresada por varios testigos que han pedido declarar "con un biombo" para que las secuencias con su imagen no pueda ser visionadas por terceras personas.

En concreto, ha hecho referencia a las declaraciones de las profesoras de la menor, que continúan dando clase, por lo que su aparición en medios de comunicación podría causar un "trauma" a sus alumnos.

En el mismo sentido, la defensa de Alfonso Basterra, ejercida por Belén Hospido, ha pedido, "en base a los mismos preceptos", que se cumpla este extremo.

"Interesamos la limitación de la emisión de la señal institucional fuera del edificio y la prohibición de la difusión total" para que el proceso cuente con "todas las garantías" que recoge la ley, como el derecho "a un juez imparcial y a la no contaminación", ha subrayado.

Esta petición se basa en el conflicto entre este derecho y el de la información, que ambas defensas han dicho comprender, pero que dada la "intensidad" del seguimiento del caso desde la muerte de Asunta en septiembre de 2013, debe limitarse de algún modo.

Existe, para las defensas de los padres de esta pequeña, acusados de su crimen, "el temor a un juicio paralelo", ya que los miembros del jurado popular que juzgará el crimen no están incomunicados y pueden volver a su casa todos los días.

"La experiencia de estos últimos meses indica que la intensidad del seguimiento puede ser de tal calibre que uno no puede llegar a abstraerse de lo que los medios están generando como opinión", ha concretado Hospido.

El fiscal del caso, Jorge Fernández de Aránguiz, ha rechazado esta solicitud, puesto que esta restricción "requiere razones muy concretas", aunque sí comparte la necesidad de adoptar medidas de "protección" en caso de que testigos concretos así lo soliciten.

"Debemos tener claro lo siguiente, la libertad de opinar nadie la puede restringir", ha considerado, y ha insistido en que "quienes quieran opinar", ciudadanos y profesionales, "van a hacerlo igual".

De este modo, ha remarcado que lo "conveniente y correcto" es que aquel que quiera opinar lo haga sobre "lo que realmente ha pasado en esta sala de vistas" y que, por ende, "la materia prima de esa opinión sea la realidad de lo que aquí se ha dicho".

El letrado de la asociación Clara Campoamor, Ricardo Pérez, que ejerce como acusación popular, ha considerado que al tratarse de un juicio con jurado popular deben ser ellos quienes así lo decidan.

El presidente del tribunal, Jorge Cid, ha rechazado esta petición puesto que no entiende "de qué manera se pueden evitar juicios paralelos".

En el mismo sentido, el representante del jurado popular también ha rechazado esta petición puesto que al tratarse de personas anónimas "no nos afectan estas imágenes".

Tras ello, los nueve miembros del jurado popular están deliberando dicha cuestión en el primer receso de esta vista oral.

Ha sido la de hoy la primera sesión a la que han acudido los padres de Asunta y ambos mantenido un semblante serio.

Rosario Porto, con rostro abatido y vestida de color oscuro, portaba un pañuelo de papel en la mano.

Alfonso Basterra, con un jersey azul, se ha mostrado más reflexivo que ella ante las peticiones de su defensa.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La defensa de los padres de Asunta piden límites en la difusión del juicio