POLÍTICA

Decisión histórica de un PSOE fracturado: el Comité Federal elige 'la abstención' para permitir un Gobierno de Rajoy

Los socialistas apuestan por votar 'no' en una primera votación y abstenerse en una segunda ocasión para desbloquear la situación.

Susana Díaz y Miquel Iceta han mostrado posturas contrapuestas en el Comité Federal del PSOE. EFE
Susana Díaz y Miquel Iceta han mostrado posturas contrapuestas en el Comité Federal del PSOE. EFE   sergio barrenechea

Con 139 votos a favor y 96 votos en contra (dos no han votado), el Comité Federal del PSOE ha decidido optar por la abstención para permitir un gobierno de Mariano Rajoy que desbloquee la actual situación institucional. Una decisión histórica de los socialistas que llega tras haber vivido una de las mayores crisis internas del partido en la que hasta su propio secretario general, Pedro Sánchez, dimitió al perder en la votación planteada ante el Comité Federal.

La votación de los 237 miembros que han estado presentes en este órgano se ha realizado por llamamiento, según ha publicado el PSOE a través de las redes sociales.

A principio del Comité, la eurodiputada Elena Valenciano ha sido la encargada de defender la opción vencedora de que el Grupo Socialista en el Congreso vote en contra de Rajoy en la primera votación de la investidura y se abstenga en la segunda.

Valenciano ha propuesto que en la primera votación el Grupo Socialista muestre el "rechazo frontal a las políticas del PP" y para ello vote 'no' a Rajoy y, después, "con el objetivo de desarrollar los contenidos de esta resolución y desbloquear la excepcional situación institucional que sufre el país", que los socialistas se abstengan en segunda votación.

NO CONCRETA CÓMO ABSTENERSE

No obstante, la resolución no incluye cómo se articularía dicha abstención o si esta debería ser en bloque o técnica, con un número mínimo de diputados que opten por abstenerse en la votación. Con todo, los afines a la Gestora socialista entienden que la postura es una abstención en bloque.

La resolución de Valenciano parte de que la situación es "excepcional", tras dos elecciones generales, dos investiduras fallidas y la prolongación de un Gobierno que lleva más de 300 días en funciones. Además, advierte de que si no se desbloquea el escenario, en ocho días se procedería a una nueva convocatoria de elecciones y se abriría paso la conclusión de que la democracia española, "tras una trayectoria ejemplar, habría entrado en un proceso seriamente anómalo".

Tras exponer que las últimas elecciones depararon al PSOE los "peores resultados" de la historia reciente, considera "incuestionable" que solo hay dos alternativas o nuevas elecciones o que el PSOE contribuya a desbloquear la situación del país.

Valenciano recoge que "a nadie se le oculta que no es una decisión fácil", pero que el PSOE no puede contemplar el ejercicio de responsabilidad política "como una carga que nos resulte ajena o incompatible con el papel que hemos venido desempeñando en nuestra democracia constitucional".

ELECCIONES, LA ÚLTIMA OPCIÓN

Consciente de que el 28 de diciembre el Comité Federal resolvió que las elecciones deben ser la última opción porque supondría un fracaso colectivo que -según añade- se consumó cuando los españoles volvieron a ser llamados a las urnas, la resolución de los partidarios de la abstención recoge que la nueva repetición de las elecciones es "el peor desenlace posible" en "los tres planos que más nos importan".

Esos tres aspectos son, por un lado, que la repetición es "gravemente dañina para la salud de la democracia" porque la sociedad "tiene que tener la seguridad de que el voto popular es decisorio" sin que "nadie tenga derecho a obligar a los ciudadanos a votar por tercera vez por el hecho de que las dos anteriores no hayan satisfecho sus expectativas".

Además, considera que es "perjudicial para el interés de España" porque prolongaría durante varios meses "el bloqueo político y la situación de desgobierno" y retrasaría aún más la toma de decisiones urgentes para la economía y el bienestar de los ciudadanos además de dificultar una respuesta eficaz desde el Estado al desafío secesionista.

En tercer lugar, repetir los comicios puede tener también efectos "muy negativos" para el PSOE, porque aparecería ante la sociedad como el principal responsable del bloqueo. "Un nuevo retroceso electoral nos haría perder la capacidad que ahora tenemos de liderar la oposición y condicionar desde nuestra acción parlamentaria la acción del gobierno", afirmó.

OBJETIVOS INAPLAZABLES

Valenciano también anunció una serie de objetivos políticos "inaplazables" que pretenden defender ante el Gobierno y el resto de fuerzas políticas. Así, reclaman derogar la reforma laboral, convocar de forma "urgente" el diálogo social, el Pacto de Toledo y la "completa derogación" de la Lomce.

En definitiva, se trata de asumir la "responsabilidad con la sociedad española" en una situación "difícil pero cargada de oportunidades" en la que el PSOE se compromete a hacer desde el primer día "una oposición tan firme como constructiva" y a liderar la misma.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Decisión histórica de un PSOE fracturado: el Comité Federal elige 'la abstención' para permitir un Gobierno de Rajoy