CATALUÑA

La CUP aceptaría la investidura del alcalde de Girona y evitaría nuevas elecciones en Cataluña

Carles Puigdemont podría ser el nombre escogido por Junts Pel Sí (JxS) que sería investido el domingo con apoyo de la CUP. 

Carles Puigdemont, posible presidente de la Generalitat. EFE.
Carles Puigdemont, posible presidente de la Generalitat. EFE.  

El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, está reunido con los máximos dirigentes de CDC en el Palau de la Generalitat para abordar un posible acuerdo entre Junts pel Sí (JxS) y la CUP que podría pasar por que renunciara a ser investido.

En este sentido, se estaría barajando la posibilidad de que haya un presidente distinto a Artur Mas, que podría ser una persona de CDC que sea del agrado de la CUP, como es el caso del alcalde de Girona y presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), Carles Puigdemont.

A la reunión asisten los máximos dirigentes de CDC, su coordinador general, Josep Rull, el vicesecretario de coordinación institucional, Lluís Coromines, y el presidente del grupo parlamentario de Junts pel Sí, Jordi Turull, según fuentes de la negociación.

La reunión en el Palau, sede del Gobierno catalán, se produce a pocas horas de que acabe el plazo para alcanzar un acuerdo entre Junts pel Sí y la CUP para la investidura.
Las fuentes consultadas indican que Mas podría designar a su sucesor en el momento límite de las negociaciones, ya que el plazo expira mañana.

Tras la decisión de la CUP de no investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat, el presidente en funciones dijo en una entrevista que no cedería en su posición.

Por otra parte, desde ERC se han enviado mensajes a dirigentes y militantes pidiendo silencio "comunicativo" a todo el mundo para facilitar el acuerdo y que eventuales mensajes no puedan estropear "una posibilidad" de acuerdo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La CUP aceptaría la investidura del alcalde de Girona y evitaría nuevas elecciones en Cataluña