PREMIUM  TERRORISMO

Aplazado el juicio contra cuatro etarras por intentar derribar el avión de Aznar

La Fiscalía pide más de 70 años de cárcel para los acusados por planearlo en la campaña vasca de 2001.

Luis Ignacio  Iruretagoyena Lanz era el responsable del 'talde' que intentó atentar contra el exjefe del Ejecutivo.
Luis Ignacio Iruretagoyena Lanz era el responsable del 'talde' que intentó atentar contra el exjefe del Ejecutivo.  

La Audiencia Nacional ha aplazado para el 9 de diciembre el juicio contra los presuntos etarras Luis Ignacio Iruretagoyena Lanz, alias 'Suny', Pedro María Olano, Gregorio Jiménez Morales y Juan María Múgica por planear atacar con un lanzamisiles el avión del entonces presidente del Gobierno José María Aznar hasta en tres ocasiones durante la campaña de las elecciones vascas que se celebraron en mayo de 2001, informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

La Sección Primera de la Sala de lo Penal ha retrasado la vista oral que tenía previsto celebrarse este martes al estar pendiente de que el etarra Luis Ignacio Iruretagoyena sea entregado por Francia. La Fiscalía pide 72 años de cárcel para él y sendas penas de 71 años de prisión para el resto por delitos de pertenencia a banda armada, depósito de armas y tres asesinatos en grado de tentativa.

En su escrito provisional de conclusiones, el Ministerio Público detalla que Iruretagoyena Lanz era el responsable del 'talde' que intentó atentar contra el exjefe del Ejecutivo, si bien la acción se frustró por el mal funcionamiento del lanzamisiles que los etarras tenían previsto utilizar.

Como responsable del 'comando', 'Suny' captó a los miembros del talde y se encargó de financiar sus actividades, marcar los lugares de recogida y entrega del material, y mantener el contacto con los miembros de la organización terrorista.

TRES INTENTOS DE ATENTADO

El 29 de abril de 2001, los acusados depositaron el lanzamisiles en un paraje montañoso de Hernani (Guipúzcoa), coincidiendo con una visita de Aznar al Palacio Euskalduna de Bilbao para el acto de apertura de la campaña electoral. Al no haber sido utilizado por el "comando armado" que debía recogerlo, volvieron a ocultar el arma en una vivienda de Lizartza.

El segundo intento tuvo lugar en Oiartzun (Guipúzcoa) con la intención de aprovechar la presencia del presidente en el aeropuerto de Fuenterrabía, donde se desplazó en avión para participar en un mitin el 4 de mayo en el Kursaal de San Sebastián.

La última de las entregas se realizó en cerca de Vitoria, con la finalidad de aprovechar la asistencia el día 11 del lider del PP en un acto en el polideportivo Sansomendi. Tras ello, los acusados verificaron que el atentado no se perpetró debido al mal funcionamiento del lanzamisiles y decidieron devolverlo a ETA en Francia en la Semana Santa de 2002.

El 3 de octubre de 2004 se incautaron a la banda terrorista dos misiles de tercera generación en la operación llevada a cabo en territorio francés que se saldó con la detención de los jefes militares de ETA Mikel Albisu Iriarte, alias 'Mikel Antza', y María Soledad Iparraguirre, 'Anboto'. Antes, se había intervenido una carta titulada 'Orratza' en la que la banda confesaba su intención de atentar contra el Rey, el presidente del Gobierno y ministros y detallaba los aviones que solían utilizar.

En una entrevista concedida al diario 'Gara' el 25 de mayo de 2009 por los miembros de ETA 'Argi' y 'Gaubeko' estos aseguraron que "los misiles para derribar aviones arrebatados a ETA fueron activados en tres intentos de atentado contra José María Aznar cuando era presidente del Estado español. Por desgracia, las acciones no cumplieron su objetivo".

Para el almacenamiento del material el talde utilizaba un domicilio de la calle Nagusia de Lizartza (Guipúzcoa), desvela el escrito, que destaca que después, los misiles y otras armas y explosivos debían ser divididos en dos partes y trasladados a La Alberca (Salamanca) y a un zulo de la zona de Aldaba Txiki en la localidad guipuzcoana de Tolosa. La actividad del talde finalizó a principios de 2008 cuando Juan María Múgica huyó a Francia y Olano perdió el contacto con la banda terrorista.

JUICIO POR UNA BOMBA EN UNA OFICINA DEL INEM

La Audiencia Nacional juzgará desde el lunes a los etarras Iñigo Zapirain, Beatriz Etxebarria y Saioa Sánchez por un delito de estragos terroristas que habrían cometido al colocar un artefacto explosivo, acompañado del cartel 'Peligro bomba', en una oficina del INEM de Bilbao el 29 de enero de 2006, por lo que se enfrentan a sendas penas de 15 años de cárcel.

La fiscal Dolores Delgado considera que Saioa Sánchez captó a Etxebarria Caballero y a Iñigo Zapirain Romano, quienes han sido condenados a más de 500 años de cárcel por los asesinatos del brigada Luis Conde y el inspector de Policía Eduardo Puelles, para formar parte del 'comando Otazua'.

Este comando decidió el 29 de enero de 2006 colocar una bomba en la oficina del antiguo INEM de la calle Santutxu de Bilbao. Un viandante alertó a la Ertzaintza de una mochila en la que se podía leer la leyenda 'Peligro bomba', por lo que los agentes se desplazaron al lugar para iniciar las labores de prevención y acordonar el perímetro al que podría afectar la onda expansiva.

Sin embargo, la explosión se produjo de forma "inmediata" y uno de los ertzainas sufrió erosiones en manos, codos y rodillas al lanzarse al suelo. La sede del INEM, junto a los edificios y vehículos colindantes registraron daños por valor de 93.400 euros.

En su escrito provisional de conclusiones, la Fiscalía destaca que ETA se atribuyó la autoría del atentado y sostiene que Saioa Sánchez fabricó el aretafacto, que contenía tres kilos de cloratita, en el domicilio de Zapirain y Etxebarria, quien lo instaló en el lugar de la explosión.

En la vivienda de Zapirain y Etxebarria, se intervinieron temporizadores, dispositivos lapa, una jeringuilla, cordón detonante, cuatro pegatinas con la inscripción '¡No tocar!', carteles con la leyenda 'Peligro bomba' y manuales con instrucciones para la fabricación de artefactos en los que aparecieron las huellas de Saioa Sánchez. Además, se incautaron manuscritos aludiendo a "matrículas de txacurras, guardaespaldas y cipayos".

DOS JUICIOS POR ENALTECIMIENTO

Además, la Sección Tercera de la Sala de lo Penal juzgará el jueves a Beñat Lasa, acusado de un delito continuado de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas por los mensajes que difundió en las redes sociales desde junio de 2013 a julio de 2014, en los que elogiaba a varios etarras, defendía la continuación de la "lucha" y se mofaba del atentado del almirante Luis Carrero Blanco en diciembre de 1973.

"Carrero Blanco aspiraba muy alto, superó sus expectativas" o "Hasta el infinito y más allá", eran varios de los comentarios que escribió en Twitter junto a fotogramas de la película sobre la 'operación Ogro', según el escrito provisional del fiscal Carlos Bautista, que pide una pena de un año y nueve meses de prisión.

Además, dedicó a etarras como José Miguel Beñarán, 'Argala', o José Antonio Urritucoechea, 'Josu Ternera', un "Viva vosotros", mientras que escribó "Rajoy bomba lapa venga po po!!! Miguel Ángel Blanco en tu nuca po po!".

Finalmente, la Sección Segunda de lo Penal juzgará el viernes a Félix Urbistondo, que se enfrenta a un año y medio de cárcel por menospreciar a las víctimas del terrorismo y enaltecer en Facebook a ETA al colgar 46 fotografías con sus anagramas, mensajes de ánimo de su actividad y justificando lo que denomina "políticos vascos fallecidos", en referencia a los etarras.
 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Aplazado el juicio contra cuatro etarras por intentar derribar el avión de Aznar