NACIONAL

Medidas extremas en Madrid: ordenan cerrar todo menos los establecimientos de primera necesidad

Pueden abrir sólo las tiendas de alimentación, farmacias, estancos y gasolineras con el objetivo de prevenir el avance del coronavirus. 

Varios empleados de un bar de la Plaza Mayor de Madrid recogen la terraza un día antes de que se cierre toda la hostelería para frenar contagios por coronavirus, en Madrid. Ricardo Rubio - Europa Press
Varios empleados de un bar de la Plaza Mayor de Madrid recogen la terraza un día antes de que se cierre toda la hostelería para frenar contagios por coronavirus, en Madrid. Ricardo Rubio - Europa Press

La Comunidad de Madrid ha decretado el cierre de los establecimientos de la autonomía excepto, entre otros, los de alimentación, las farmacias, los estancos y gasolineras desde este sábado para frenar el contagio de coronavirus en la autonomía, aunque permitirá que restaurantes y bares puedan repartir comida a domicilio.

Afecta a cines, discotecas, restaurantes, salas de conciertos, teatros, salones de juego, casinos, parques de atracciones, gimnasios y bares de copas. Esta medida, tiene carácter provisional y, de momento, estará vigente hasta el 26 de marzo.

Así lo ha acordado este viernes el Consejo de Gobierno, convocado de manera extraordinaria, y tras trasladárselo en una reunión previa tanto a empresarios como a sindicatos. La región registra hasta la fecha casi 2.000 casos de coronavirus y 64 fallecidos y espera un "repunte elevado" este fin de semana.

La orden de la Consejería de Sanidad no afecta a comercios minoristas de alimentación y primera necesidad. En concreto, podrán permanecer abiertas las fruterías, carnicerías, pescaderías, panaderías, farmacias, gasolineras, estancos, quioscos y supermercados, entre otros. En el caso de las grandes superficies solo podrán abrir la zona habilitada con este tipo de servicios.

La permanencia en los establecimientos comerciales cuya apertura esté permitida deberá ser la estrictamente necesaria para que los consumidores puedan realizar la adquisición de alimentos y productos de primera necesidad, quedando suspendida la posibilidad de consumo de productos en los propios establecimientos.

También podrán permanecer abiertas las tiendas de informática, de audiovisuales, las papelerías, los comercios de productos de higiene, las tiendas de animales de compañía o los comercios por correspondencia o Internet, entre otros.

ENTREGAS A DOMICILIO

En el caso de cafeterías, bares y restaurantes permanecerán cerradas al público, pudiendo prestar exclusivamente servicios de entrega a domicilio o para su recogida en el local y consumo a domicilio.

La permanencia en estos establecimientos deberá ser la estrictamente necesaria. En todo caso se evitarán aglomeraciones y se controlará que consumidores y empleados mantengan la distancia de seguridad establecida a fin de evitar posibles contagios.

El cierre no afecta a los bares y restaurantes ubicados en establecimientos hoteleros o en el interior de las instalaciones destinadas a la prestación de servicios públicos.

REGISTROS PÚBLICOS

Se suspende también la actividad presencial en todas las oficinas y puntos de Atención al Ciudadano de la Comunidad de Madrid, así como en los registros públicos de la Administración regional, incluido el Registro de Uniones de Hecho. Igualmente, no habrá atención al público en las oficinas de gestión tributaria y en las Oficinas de Empleo y de Trabajo, entre otras.

Los escritos, las solicitudes y el resto de comunicaciones dirigidas a la Administración se podrán presentar por medios telemáticos a través del registro electrónico de la Comunidad de Madrid. No obstante, el Consejo de Gobierno ha declarado como días inhábiles los comprendidos entre el 13 y el 26 de marzo, efecto de cómputo de los plazos en los procedimientos administrativos.

Por otra parte, la Dirección General de Función Pública, de la Consejería de Hacienda y Función Pública, ha elaborado una resolución para establecer el teletrabajo entre los empleados públicos de la Administración regional, salvo en el caso del personal sanitario y educativo. Esto afecta a 35.000 trabajadores que forman parte del personal funcionario y laboral.

En este sentido, la prioridad del teletrabajo también deberá estar presente en el ámbito educativo, que llevan ya con la actividad lectiva suspendida desde el miércoles. Las viceconsejeras de Política Educativa y de Organización Educativa han enviado este viernes una resolución conjunta a todos los centros educativos en la que se establecen unas nuevas instrucciones debido a la evolución de la expansión del virus.

Una vez organizada por parte de los centros la actividad para que se pueda seguir a distancia u online las clases entre profesores y alumnos, establece la prioridad de forma generalizada el teletrabajo y solo será precisa la presencia física del personal cuando sea necesaria para garantizar la continuidad de la actividad educativa.

SUSPENSIÓN DE ACTIVIDADES DE MAYORES

En el ámbito de Políticas Sociales, se ha ordenado la suspensión durante los próximos 15 días del ejercicio de las actividades que realizan los centros de atención diurna (centros de día) a personas mayores y a personas con discapacidad ubicados en el territorio de la Comunidad de Madrid.

De manera excepcional, la Consejería de Políticas Sociales podrá abrir centros de referencia por zona, con el fin de garantizar que ningún usuario quede desatendido como consecuencia de esta suspensión temporal.

CONFIANZA DE AGENTES SOCIALES

Desde las organizaciones sindicales han manifestado en el encuentro a los miembros del Consejo de Gobierno su "absoluta confianza" en las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias y su convencimiento de estas medidas son las correctas.

Asimismo, han detallado que el cierre de la actividad comercial favorecerá que las empresas tengan que realizar ERTEs por causa mayor. En este sentido, fuentes sindicales consultadas por Europa Press recalcan que, en materia de empleo, el objetivo de esta medida se orienta en evitar Expedientes de Regulación de Empleo y han reiterado la necesidad de articular un fondo de contingencia para desplegar ayudas a los sectores afectados.

Los agentes sociales esperaban esta medida, algo lógico debido a la caída de actividad comercial por la incidencia del coronavirus, dado que cada vez había menos actividad en la Comunidad de Madrid.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Medidas extremas en Madrid: ordenan cerrar todo menos los establecimientos de primera necesidad