• martes, 30 de noviembre de 2021
  • Actualizado 02:08

 

 
 

TRIBUNALES

Piden 30 años de cárcel por violar a su hijastra, menor y que quedó embarazada

El hombre le violaba entre dos y tres veces por semana incluso después de que se quedase embarazada.

Imagen de una agresión sexual a una mujer ARCHIVO
Imagen de una agresión a una joven ARCHIVO

La Fiscalía Provincial de Santa Cruz de Tenerife pide una pena de 30 años de cárcel para un hombre por violar a la hija de su pareja, menor y que quedó embarazada, en la vivienda en la que convivían en el municipio de La Laguna.

Los hechos se iniciaron cuando el acusado, que está en prisión provisional comunicada y sin fianza, entró en el dormitorio de la menor y realizó tocamientos mientras se masturbaba, actitud que repitió casi a diario.

El sumario, recogido por Europa Press, recoge que días después terminó consumando una agresión sexual con penetración que se repetiría entre dos y tres veces por semana y pese a que la menor se negaba.

"No quiero, vete, déjame", le decía al acusado, y no ejercía más resistencia por miedo a ser agredida y porque él le dirigía frases como "no digas nada porque tu madre no te va a creer, me va a creer a mi".

Como consecuencia de estas agresiones sexuales, la menor quedó embarazada.

A medida que avanzaba la gestación y ante el temor de que la madre no la fuera a creer, la menor comentó que se había quedado embarazada de un compañero de instituto y a partir del sexto mes, comenzó a dormir con su hermana, también menor, por lo que las agresiones sexuales cesaron.

Un mes después de dar a luz, el hombre, tras amenazar a la menor de que si decía algo le quitaría a su hija, volvió a entrar en la habitación y la agredía sexualmente con penetración una o dos veces a la semana --aunque no eyaculaba en su interior--.

La menor no ejerció resistencia ante las amenazas del acusado y el temor a ser agredida.

Finalmente, y meses después, la menor confesó los hechos a su madre, que presentó denuncia ante la Policía Nacional.

La Fiscalía señala que los hechos son constitutivos de un delito continuado de agresión sexual, con acceso carnal, a menor, por el que pide 15 años de prisión, diez años de libertad vigilada con prohibición de acercarse a la víctima, obligación de participar en programas formativos de educación sexual y una inhabilitación de 20 años para empleos que tengan relación directa con menores.

Además, por el delito continuado de agresión sexual con prevalimiento de relación de parentesco por afinidad, también pide 15 años de prisión, diez años de libertad vigilada con prohibición de acercarse a la víctima y obligación de participar en programas formativos de educación sexual.

Asimismo, la Fiscalía solicita que el tercer grado de tratamiento penitenciario no se efectúe hasta el cumplimiento de la mitad de la pena impuesta.

El juicio se celebra el próximo lunes en la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife a las 11 horas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Piden 30 años de cárcel por violar a su hijastra, menor y que quedó embarazada