SOCIEDAD

Los billetes del metro de Madrid ya son historia: así cambia la manera de moverse por la capital

Quienes aún posean billetes en papel para viajar en metro deberán usarlos antes de final de año, cuando dejarán de ser válidos.

Varias personas compran en las máquinas expendedoras billetes para viajar en el metro de Madrid. EFE/Ballesteros
Varias personas compran en las máquinas expendedoras billetes para viajar en el metro de Madrid. EFE/Ballesteros  

Los billetes de metro en Madrid son prácticamente historia. Desde esta semana van a dejar de comercializarse y se sustituyen por tarjetas sin contacto con las que se podrá acceder a los trenes de la capital de España.

Según ha anunciado el Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM), el martes 31 de octubre es el último día en el que se podrán adquirir billetes de banda magnética en papel. Desde el día 1 de noviembre no se proporcionarán en los puntos habituales de venta, como las máquinas de metro o  los estancos, ni títulos sencillos ni bonos de diez viajes de banda magnética para acceder al metro o a los autobuses interurbanos.

Quienes aún posean algunos billetes en papel podrán usarlos como hasta ahora hasta el día 31 de diciembre inclusive. A partir del 1 de enero de 2018 solo se podrá viajar con las tarjetas sin contacto que ya comercializar el Consorcio y que pueden cargarse con el importe a desear.

Para sustituir al soporte de papel, la Comunidad de Madrid puso en funcionamiento el pasado mes de julio la nueva tarjeta Multi. Este nuevo soporte permite a sus usuarios recargar diversos títulos de transporte no personales, como el metrobús, los bonobuses de diez viajes de autobuses interurbanos o el billete sencillo de metro.

CUESTAN 2'5 EUROS

El pasado 14 de octubre terminó la campaña de entrega gratuita que durante 100 días había puesto en marcha el Gobierno regional. En ese periodo de tiempo se registraron casi 1,2 millones de solicitudes. Al margen de la campaña, otras 300.000 tarjetas se han adquirido en los puntos de venta, por lo que en la actualidad hay 1,5 millones de tarjetas en manos de los viajeros.

A partir de ahora la nueva tarjeta sólo se puede adquirir en las máquinas de la red del metro y en los puntos de venta habituales. Su precio es de 2,50 euros y tiene una duración de diez años, durante los que puede recargarse de manera indefinida. Al no ser una tarjeta personalizada, puede ser utilizada por diferentes usuarios.

La nueva tarjeta Multi no incluye aún los billetes sencillos de los autobuses urbanos e interurbanos por motivos tecnológicos; los viajeros deben seguir adquiriendo estos títulos en el propio vehículo. Tampoco se pueden cargar los billetes sencillos de los trenes de cercanías.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los billetes del metro de Madrid ya son historia: así cambia la manera de moverse por la capital