SOCIEDAD

La profanación de la virgen de Montserrat con un beso lésbico enciende el debate en el Parlamento catalán

Las protagonistas del polémico vídeo son dos activistas de la izquierda independentista y han empleado ofensivas frases contra la iglesia católica.

Beso lésbico ante la imagen de Montserrat promovido por  la organización juvenil de l'Esquerra Independentista, Arran YOUTUBE
Beso lésbico ante la imagen de Montserrat promovido por la organización juvenil de l'Esquerra Independentista, Arran YOUTUBE  

El polémico vídeo difundido desde la organización juvenil Arran, vinculada a la izquierda independentista, en el que dos lesbianas se graban besándose frente a la imagen de la virgen de Montserrat ha llegado al Parlamento de Cataluña a través de una propuesta de resolución del PP.

Las imágenes de la profanación, con un gesto obsceno frente a una imagen sagrada y a la que millones de personas muestran devoción en todo el mundo, están acompañadas de una canción que en sus estrofas incluye ofensas contra la iglesia, como la frase "saquen sus rosarios de nuestros ovarios, saca tu doctrina de la vagina".

Además, el vídeo está acompañado de un texto que se difundió en con motivo del Día de la visibilidad lésbica: "Las lesbianas también queremos, las lesbianas también follamos. No somos excepción: rompamos la norma".

El PP ha registrado en el Parlament una propuesta de resolución de condena para debatir en la cámara este polémico. La resolución fuerza a los grupos parlamentarios a posicionarse sobre la acción del 26 de abril en el Monasterio de Montserrat, explican los populares en un comunicado.

"CLARA VOLUNTAD DE OFENDER LOS SENTIMIENTOS CATÓLICOS"

El PP considera que la acción tiene la "clara y deliberada voluntad de ofender los sentimientos religiosos de los católicos" y tacha el vídeo de provocador, según la proposición presentada.

El texto explica que el último Barómetro sobre Religiosidad y Mapa Religioso de Cataluña indica que el 52,4% de la población se define católica, "pero, más que la dimensión cuantitativa, el sentimiento religioso es muy profundo e intimo en las personas que lo sienten, profesen la religión que profesen".

Añaden que el Monasterio es "un símbolo común, transversal, conocido y representativo de Cataluña,", por lo que concluyen que el acto ofende, no sólo a los católicos, sino a los que sienten el templo como suyo.

Por eso, piden que el Parlament condene la acción y reclame a Arran una "disculpa pública" tanto a la comunidad católica como a todos los catalanes.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La profanación de la virgen de Montserrat con un beso lésbico enciende el debate en el Parlamento catalán