PREMIUM  SUCESOS

Un bebé de año y medio se ahoga en la piscina del chalé en el que su familia estaba de okupa

Un vecino escuchó gritos de "¡Mi niña, mi niña!" y vio cómo la abuela gritaba y el padre salía con la menor en brazos, la subió al coche y salió corriendo.

Imagen de archivo del interior de una piscina. ARCHIVO
Imagen de archivo del interior de una piscina. ARCHIVO  

Una bebé de un año y medio murió el pasado martes ahogada tras caer a una piscina en la localidad valenciana de Montserrat, según fuentes del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU).

El suceso ocurrió el pasado martes, cuando por causas que se desconocen, la menor, de entre año y medio o dos años, cayó a la piscina. Al lugar se desplazó una unidad de SAMU, aunque a su llegada los familiares ya habían trasladado a la bebé al centro de salud, donde nada pudo hacerse por salvar su vida.

Según el diario Levante, la familia vive en el chalé donde está la piscina como okupas, ya que es propiedad de un banco. Según este rotativo, la abuela de la menor fallecida relató que "apenas fueron dos segundos" el tiempo que la pequeña pasó en el agua.

Un vecino declaró que escuchó gritos de "¡Mi niña, mi niña!" y vio cómo la abuela gritaba y el padre salía con la menor en brazos, la subió al coche y salió chirriando ruedas. Levante informa de que en la casa estaban los abuelos de la niña, los padres y otro menor.

La madre de la víctima es menor de edad y su padre algo mayor. Son de nacionalidad rumana y estaban descansando cuando se produjo el accidente. Eran los abuelos los que vigilaban a los menores (primos entre ellos), cuando la bebé salió de la casa y cayó a la piscina, que ya ha sido vaciada. La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación, mientras que la pequeña fue enterrada el jueves en la localidad de Benetússer.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un bebé de año y medio se ahoga en la piscina del chalé en el que su familia estaba de okupa