PREMIUM  NACIONAL

La autopsia de Laura Luelmo revela que sufrió una agresión sexual y un golpe en la frente

La Guardia Civil detuvo ayer a Bernardo Montoya como sospechoso del crimen, que ha reconocido el crimen en dependencias policiales.

Miembros de la Guardia Civil actúan en la investigación de la muerte de Laura Luelmo. EUROPA PRESS
Miembros de la Guardia Civil actúan en la investigación de la muerte de Laura Luelmo. EUROPA PRESS  

La autopsia realizada este martes en el Instituto de Medicina Legal (IML) de Huelva ha revelado que Laura Luelmo sufrió una agresión sexual, además del golpe en la frente que provocó su muerte entre los días 14 y 15 de diciembre, entre dos y tres días después de su desaparición en El Campillo (Huelva), han confirmado fuentes de la investigación.

La Guardia Civil detuvo ayer a Bernardo Montoya como sospechoso del crimen, que ha reconocido el crimen en dependencias policiales. La juez de Valverde del Camino al frente de la investigación ha decretado el secreto de sumario.

Durante el interrogatorio de la Guardia Civil, Bernardo Montoya ha confesado que asesinó a Laura Luelmo, según fuentes de Espejo Público.

Su actitud sospechosa hizo que se le detuvieran el martes, cuando trató de huir de los agentes. Ya de madrugada, durante el interrogatorio policial, cambió varias veces de versión hasta terminar admitiendo el crimen.

Según las citas fuentes, Laura preguntó a Montoya por un supermercado cercano, el hombre habría aprovechado esa situación para perseguir a la joven y cometer el crimen.

El propio Montoya ha reconocido que mandó a la profesora a un callejón sin salida, él se adelantó con el coche y ahí es cuando agredió a la joven. Golpeó a Luelmo en la cabeza e intentó violarla estando inconsciente, Montoya reconoce que pese a su intención de violarla no lo pudo conseguir.

La profesora, que desapareció el pasado 12 de diciembre, habría fallecido dos o tres días después debido a un fuerte golpe en la cabeza, según la autopsia realizada. 

El pasado lunes un vecino encontró el cadáver de Laura cerca de la localidad onubense. 

LOS VECINOS, INDIGNADOS

Los vecinos de El Campillo han roto el cordón policial ante la casa de Bernardo Montoya al grito de "asesino" mientras la Guardia Civil registraba la casa junto al asesino ya confeso de Laura Luelmo para tratar de reconstruir las horas anteriores y posteriores al crimen que ha conmocionado a España.

Multitud de vecinos se han apostado en la calle, donde residía la víctima y el propio Montoya, para mostrar su indignación por este suceso. Los vecinos no han dudado en bramar gritos de "asesino" para que el propio detenido escuchase su indignación.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La autopsia de Laura Luelmo revela que sufrió una agresión sexual y un golpe en la frente