PREMIUM  NACIONAL

La Guardia Civil encuentra en la calle un ojo que había sido arrancado a un hombre en una paliza

El hombre fue agredido por dos de sus familiares y ha estado a punto de perder también el otro ojo. 

Coche de la Guardia Civil en una imagen de archivo. ARCHIVO
Coche de la Guardia Civil en una imagen de archivo. ARCHIVO  

Un hombre de 51 años vecino de Granada se encuentra ingresado en el hospital de Traumatología después de una brutal paliza recibida el jueves en Montejícar.

Durante la agresión, el hombre perdió un ojo, que le fue literalmente arrancado de la cuenca ocular. El otro ojo se encuentra en muy mal estado pese a los esfuerzos de los cirujanos para evitar que lo pierda definitivamente.

La agresión se registró a plena luz del día en una calle de esta localidad. Los agresores son dos familiares de la víctima quienes, según la versión de fuentes cercanas a la investigación, se enzarzaron con este hombre por la compra-venta de un caballo que aún no había sido abonado. El dinero, en principio, fue el desencadenante de esta trifulca.

El agredido vendió un caballo a estos individuos pero parece ser que aún no había recibido el dinero por la transacción del equino.

En su día se cerró el trato con un apretón de manos y viendo pasar las semanas sin que el dinero apareciera, decidió reclamarlo. Esa es la versión oficial mantenida por allegados del herido, aunque detrás de esta argumentación podría haber alguna otra cuestión.

Los agentes de la Guardia Civil lograron recuperar el ojo de la víctima de la calle para trasladarlo al hospital donde se encuentra ingresado el agredido. Los esfuerzos de los profesionales sanitarios ahora se centran en recuperar el otro y evitar así que este hombre quede ciego. Todo el equipo médico se está dejando la piel para conseguirlo.

La Guardia Civil de Guadix logró detener, en principio, a uno de los agresores. El otro estaba huido, aunque poco después también fue arrestado. Tras la agresión, el herido fue trasladado con celeridad al hospital

Los dos arrestados, familiares en segundo grado del herido, se enfrentan a la acusación de un delito grave de lesiones, que podría verse agravado si el herido finalmente perdiera el otro ojo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Guardia Civil encuentra en la calle un ojo que había sido arrancado a un hombre en una paliza