• martes, 21 de septiembre de 2021
  • Actualizado 00:26

 

 
 

TRIBUNALES

La acosadora del periodista Paco González estaba convencida: "él la amaba"

Los peritos encargados de evaluar el estado mental de la acosadora que intentó matar a la mujer del periodista concluyen que sufría un trastorno delirante erotomaníaco.

Paco González junto a Lorena Gallego. EP
Paco González junto a Lorena Gallego. EP

Lorena Gallego, acusada de intentar matar a la mujer del Paco González, sufría un trastorno delirante erotomaníaco que le hacía vivir "una realidad paralela" en la que estaba segura de que el periodista la amaba, según han explicado hoy en el juicio los psicólogos forenses que la trataron.

Los peritos han presentado sus informes ante la Audiencia de Madrid durante el juicio a Lorena y a Iván Trepiana, acusados de intentar matar a la esposa e hija de Paco González el 5 de febrero de 2014, y que se enfrentan a una petición del fiscal de 55 años y dos meses y 31 años y seis meses de prisión respectivamente.

"Todas las acciones de Lorena son derivadas de una psicopatología delirante que anula sus capacidades cognitivas", han asegurado los psicólogos, quienes han añadido que "desarrolla una realidad paralela que ella interpreta que es la verdadera, no puede comprender la realidad".

La acusada, según los peritos, estaba totalmente segura de que Paco González estaba enamorado de ella, "tuvo tanto poder de convicción que casi nos convence a nosotros de que tenía una relación con él", han relatado.

Sin embargo, tras realizarle diversas entrevistas y pruebas psicológicas, concluyeron que Lorena tenía una personalidad con características de tipo mitómano, además de un delirio erotomaníaco, un criterio que ha asumido el fiscal en su escrito de conclusiones provisionales.

"El único motivo por el que no estamos juntos es por sus hijos, Voy a seguir luchando por él, aunque pierda mi vida", son algunas de las afirmaciones que Lorena hizo a los psicólogos, que han concluido: "Es incapaz de comprender o razonar".

A preguntas del Ministerio Fiscal sobre la peligrosidad que pudiera tener Lorena por su delirio, los psicólogos han manifestado que existe un "riesgo evidente".

No obstante, otros peritos que han declarado también en la vista oral han evitado calificar el delirio de erotomaníaco. "De las entrevistas que tuvimos nosotros con ella no nos transmitió ningún elemento que nos diera criterio clínicos para ese diagnóstico".

En cualquier caso, han afirmado que lo importante no es "el apellido" que se dé al delirio, sino que éste exista, y "todos confluyen en que hay algo".

Por otra parte, las doctoras que realizaron el informe médico de la mujer e hija del periodista tras la agresión que sufrieron han explicado que la vida de la madre habría estado en riesgo si las heridas hubieran sido más profundas, porque "iban dirigidas a órganos vitales como los pulmones o el corazón".

En cambio, ambas peritos han manifestado respecto a la hija de la pareja que las heridas que presentaba ésta "no estaban en zonas que en principio pudieran comprometer su vida".

Respecto al cómplice de Lorena, Iván Trepiana, han asegurado, mientras que del estudio que realizaron a Iván concluyeron que tiene una inteligencia normal y se descartó cualquier tipo de sintomatología psicótica. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La acosadora del periodista Paco González estaba convencida: "él la amaba"