TERRORISMO

Denuncian el acercamiento de un preso etarra que asesinó a tres personas y sigue sin colaborar con la Justicia

La AVT ha recordado que ya son cinco las progresiones concedidas a etarras en el marco de la nueva política penitenciaria del PSOE.

El etarra del comando Madrid Álvaro Juan Arri Pascual, durante el juicio en la Audiencia Nacional por un atentado en 1995 con coche bomba en la plaza del Callao de Madrid. ARCHIVO
El etarra del comando Madrid Álvaro Juan Arri Pascual, durante el juicio en la Audiencia Nacional por un atentado en 1995 con coche bomba en la plaza del Callao de Madrid. ARCHIVO  

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha manifestado su oposición a la decisión notificada este lunes por Instituciones Penitenciarias de trasladar a cárceles próximas al País Vasco a los presos de ETA Josune Oña y Álvaro Juan Arri Pascual, este último con delitos de sangre.

"Con esta decisión, el Ministerio del Interior confirma su voluntad de trasladar a presos con delitos de sangre iniciado con el acercamiento de Arregi Erostarbe, Fiti, el pasado mes de diciembre", ha denunciado la AVT.

Para la asociación de víctimas, la decisión de trasladar a Arri Pascual, exintegrante del comando Madrid de ETA y que fue condenado por el atentado en la plaza de Ramales de Madrid en 1994, en el que murió el teniente general Francisco Veguillas, su conductor y un trabajador, "supone, sin lugar a dudas, una progresión más en su política de traslados, que en un primer momento se limitaba a presos sin delitos de sangre".

La AVT también se ha mostrado en contra de la propuesta de conceder el tercer grado a otro preso etarra, y ha recordado que son "ya cinco las progresiones concedidas en el marco de la nueva política penitenciaria de Pedro Sánchez: tres anunciados el pasado mes de abril y el de Gorka Fraile".

Desde la organización han lamentado además que, en ninguno de estos casos, se haya exigido "el requisito de colaboración con la justicia, tal y como viene fijado en el Código Penal y en la legislación penitenciaria", y han insistido en que este requisito debe exigirse "no solo como demostración sincera de arrepentimiento, si no también para poder valorar un verdadero pronóstico favorable de reinserción de los presos".

Como se ha indicado, Prisiones trasladará a los presos etarras Álvaro Juan Arri Pascual y Josune Oña a cárceles próximas al País Vasco cuando se levanten las restricciones por la crisis sanitaria del coronavirus, por lo que se sumarán a otros tres traslados similares de miembros de ETA en febrero y a los que recientemente se les concedió el tercer grado.

La secretaría general de Instituciones Penitenciarias ha informado también de la propuesta de la cárcel de Bilbao de conceder el tercer grado a otro miembro de ETA, José Ramón Foruria Zubialdea, que hasta el año 2024 no habrá cumplido las tres cuartas partes de su condena. Ahora, estando en segundo grado, cumple condena bajo "control telemático" fuera de la cárcel.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Denuncian el acercamiento de un preso etarra que asesinó a tres personas y sigue sin colaborar con la Justicia