• domingo, 01 de agosto de 2021
  • Actualizado 03:53

 

 
 

TRIBUNALES

Un hombre se amputa el pene y decide culpar a su compañero de piso

El acusado ha sido absuelto por la Audiencia de Zaragoza tras valorar el testimonio exculpatorio de la víctima y la ausencia de pruebas para su condena.

Un hombre porta un cuchillo escondido en los bolsillos de su pantalón. ARCHIVO
Un hombre porta un cuchillo escondido en los bolsillos de su pantalón. ARCHIVO

La Audiencia de Zaragoza ha absuelto a Aaron B.M. del delito de lesiones por el que fue juzgado como presunto responsable de cortarle el pene a un compañero de piso en Zaragoza, tras valorar el testimonio exculpatorio de la víctima y la ausencia de pruebas para su condena.

El tribunal considera probado que fue la propia víctima, el británico Andrew S.B., quien decidió amputarse él mismo el pene el 8 de marzo de 2019, ya que no sentía el miembro como parte de su personalidad, y que posteriormente lo arrojó en la habitación de su compañero de piso al tiempo que le decía "lo he hecho, lo he hecho".

La sentencia relata que al ser atendido por unos agentes de la policía local que le vieron dejar un rastro de sangre mientras caminaba por la calle, éste les manifestó lo mismo que a su compañero de piso.

A su vez, el compañero y acusado, ahora absuelto, confirmó esta versión y entregó a los agentes el pene seccionado, que había guardado en una bolsa.

La víctima había anunciado previamente en las redes sociales que buscaba a "un hombre que le grabara mientras se cortaba el pene a sí mismo", una grabación que no fue encontrada ni en su teléfono móvil ni en el del acusado, que se enfrentaba a una petición fiscal de 4 años y 6 meses de prisión por estos hechos.

El tribunal estima la petición de absolución hecha por la letrada de la defensa, la abogada zaragozana Claudia Melguizo, tras valorar que durante la vista no quedó probado con la "certeza necesaria" que su cliente fuera el responsable de la amputación, y que las pruebas analizadas no eran suficientes para desvirtuar el principio de presunción de inocencia, debido a la existencia de una duda razonable.

CONTRADICCIONES Y CAMBIOS

Los magistrados valoran el testimonio hecho por videoconferencia desde Londres por la víctima al afirmar que las declaraciones que hizo a la policía y en el juzgado de instrucción haciendo responsable de los hechos a su compañero de piso las hizo por miedo en ambas ocasiones a posibles repercusiones negativas para él.

Unas declaraciones, destaca la sentencia, contrarias a lo que afirmó inicialmente a los agentes y a los sanitarios que le atendieron, pero que volvió a reiterar en su declaración en el juicio.

Admiten los magistrados que "no puede afirmarse que la declaración inculpatoria de la víctima haya sido persistente, pues ha cambiado varias veces la versión de los hechos de forma significativa", pero señalan a renglón seguido que el paciente padecía una esquizofrenia paranoide y que según los peritos su trastorno psicótico le podía haber impulsado a automutilarse.

La sentencia no considera como prueba el hecho de que el acusado hubiera limpiado el rastro de sangre de la vivienda y aprecia que lo hizo para evitar que lo viera la hija de una mujer que también habitaba en la misma casa.

También cuestiona el testimonio "impreciso y dubitativo" de otro compañero de piso que aseguró haber oído al acusado que la víctima le había ofrecido dinero por cortarle el pene, subrayando el tribunal que este testigo, al día siguiente de los hechos, ingresó en una unidad psiquiátrica, "por lo que la fiabilidad de sus manifestaciones es cuestionable".

"Hay una duda razonable sobre la autoría del hecho, pues no hay una plena convicción de culpabilidad en atención a las pruebas existentes, y que la duda se ha de resolver a favor del acusado por aplicación del principio 'in dubio pro reo' que rige en la jurisdicción penal", añaden.

La sentencia descarta, por esta razón, la deducción de testimonio contra la víctima de la amputación por falso testimonio hecha por el ministerio fiscal.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un hombre se amputa el pene y decide culpar a su compañero de piso