PREMIUM  MUNDIAL 2018

Rusia consuma la venganza ante España tras la Eurocopa del 64 en Madrid

El delantero soviético Víctor Ponedelnik recuerda muy bien la final de la Eurocopa del 1964. España ganó por 2-1 en Madrid.

Partido entre España y Rusia en octavos de final del Mundial de Rusia EFE.
Partido entre España y Rusia en octavos de final del Mundial de Rusia EFE.  

El delantero soviético Víctor Ponedelnik recuerda muy bien la final de la Eurocopa del 1964. España ganó por 2-1. Por eso, se alegró tanto cuando Rusia eliminó a los españoles en los octavos de final del Mundial.

"España ganó merecidamente aquella final. Su portero, Iribar, jugó muy bien. Además, tenían a Luis Suárez, que después recibiría el Balón de Oro", comentó a Efe.

Ponedelnik, que también marcó el gol de la victoria en la primera Eurocopa de 1960 ante Yugoslavia (2-1), suele coincidir con Suárez cuando la UEFA organiza alguna celebración.

"Siempre que nos vemos recordamos aquel partido", señala el futbolista, que a sus 81 años aún está convaleciente de una operación en las piernas.

El octogenario futbolista es el único superviviente de aquel partido junto al defensa Víctor Shústikov, que también tiene una salud frágil y que después de tantos años aún se considera responsable de uno de los goles de España.

Ambos recuerdan que el legendario Santiago Bernabeu intentó ficharles en la torre Eiffel cuando celebraban el título del 1960, pero que el KGB lo impidió.

Ponedelnik formaba una delantera temible con el mítico Valentín Ivanov, capitán del equipo, pero fue Jusaínov quien igualó la contienda después del gol de Pereda.

En la portería estaba Lev Yashin, que llegó al torneo muy presionado por las críticas recibidas por su irregular rendimiento en el Mundial de Chile. El gol de Marcelino a los 84 minutos tampoco le dejó en buen lugar.

Admite que era muy pesimista con vistas a la actuación del equipo ruso en la actual Copa Mundial, ya que "en los amistosos jugaron muy mal".

"Muchos pensábamos que no pasarían de grupo. Pero Rusia empezó muy bien y mejoró según avanzaban los partidos, por lo que ahora ya no hay pesimistas entre nosotros", subrayó.

Cree que la táctica ultradefensiva planteada por Rusia en el partido de octavos de final ante España "es una cuestión de gustos". "España es un equipo muy fuerte. Al principio los jugadores rusos se veía que tenían miedo, pero después fueron ganando confianza. Y en los penaltis el portero (Ígor Akinfeév) y la fortuna nos dieron la victoria", apuntó.

Ponedelnik recuerda que "no es la primera vez que Akinféev salva al equipo" y aseguró que "es el mejor portero que ha tenido Rusia desde Yashin".

"¿Mejor que Dasáev? Sí, mejor", afirma.​ En su opinión, el problema de España es el "cambio generacional": "La generación de oro se va y los nuevos aún no tienen la confianza necesaria para ganar".

"A Iniesta le noté mayor. Y tampoco parecieron físicamente preparados. Isco es bueno, pero los delanteros no hicieron gran cosa. Con todo, creo que cuando estos se vayan saldrán nuevos campeones", dijo.

De los rusos le gustan los jugadores de ataque. Cree que Alexandr Golovín debería "probar en el extranjero", ya que "es la única forma de mejorar".

"Si quiere crecer, debe marcharse. Ha tenido muchas ofertas, pero parece que tiene dudas. Nuestros jugadores ya no emigran. Ganan mucho dinero aquí", indica.

Le sorprendió Denís Chéryshev, al que apenas conocía, ya que apenas vistió la camiseta nacional en los últimos años debido a las lesiones.

"Jugó con una gran confianza", señaló sobre el futbolista del Villarreal que marcó tres goles en la primera fase.

Contra la opinión general, preveía que Artiom Dzyuba sería el delantero titular durante el Mundial, ya que Fiódor Smólov, la teórica estrella del equipo, "está bajo de forma".

"Imaginaba que así sería. Por su carácter, Artiom es un líder, no solo en el campo, sino también fuera. Anima a todos los compañeros. Bromea y crea un buen ambiente", apuntó.

Ponedelnik cree que "Croacia es un equipo muy bueno" y que el partido de cuartos de final "será difícil", pero confía en que Rusia llegue a las semifinales.

"Ya no hay partidos fáciles. Están Modric y Rakitic, pero también Mandzukic, que tiene experiencia, remata con las dos piernas y entiende el juego", señaló.

Cree que la palabra "justicia" no tiene cabida en el fútbol, ya que "el fútbol es imprevisible".

"¿Favoritos? ¿Brasil? Cualquier que haya llegado a cuartos puede ganar. Pero quiero creer que el favorito es Rusia. Eso sí, antes de llegar a la final hay que jugar las semifinales", señaló.

Si tiene que elegir al mejor del mundo, opta por Messi, "no importa lo que digan de Argentina", ya que "siempre tiene que llevar a todo el equipo a la espalda".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Rusia consuma la venganza ante España tras la Eurocopa del 64 en Madrid