PREMIUM  MUNDIAL 2018

El maratón de Saúl Ñíguez: nadie ha jugado más minutos en este curso con La Roja

Nadie ha jugado más que él este curso con la 'Roja'. Ni siquiera los porteros, con David de Gea con 240 minutos menos que él. 

MUN200 KRASNODAR (RUSIA) 16/6/2018 Los jugadores de la selección española de fútbol durante el entrenamiento celebrado hoy, 16 de junio de 2018, en Krasnodar. España empató ayer a 3 goles ante Portugal en el primer partido disputado del Mundial de Rusia 2018.EFE/RFEF/ Carmelo Rubio.
MUN200 KRASNODAR (RUSIA) 16/6/2018 Los jugadores de la selección española de fútbol durante el entrenamiento celebrado hoy, 16 de junio de 2018, en Krasnodar. España empató ayer a 3 goles ante Portugal en el primer partido disputado del Mundial de Rusia 2018.EFE/RFEF/ Carmelo Rubio.  

Un recorrido de 65 partidos y 5.280 minutos a lo largo de la temporada han dirigido a Saúl Ñíguez hasta el Mundial de Rusia 2018, un maratón para el centrocampista del Atlético de Madrid y de la selección española, pendiente del esprint y de su estreno en un gran torneo con el equipo nacional.

Nadie ha jugado más que él este curso con la 'Roja'. Ni siquiera los porteros, con David de Gea con 240 minutos menos que él. Entre los futbolistas convocados por Julen Lopetegui para Rusia 2018 y ahora dirigidos por Fernando Hierro, la distancia de volumen de minutos se agranda. El más cercano es César Azpilicueta, con 4.924.

Ha sido la temporada de su confirmación de indiscutible con el Atlético, con el que ha jugado 56 de los 59 compromisos del equipo rojiblanco en el curso 2017-18, 53 de ellos desde el once inicial del argentino Diego Simeone, con seis goles, cuatro asistencias y el título de la Liga Europa. Sólo se perdió tres choques oficiales, uno por sanción y dos por descanso, ante el Lleida y ante el Alavés.

En cada partido transcendente del Atlético, siempre ha sido elegido por el técnico para el once, en un aumento cuantitativo y cualitativo para el 'todocampista', desde los 35 que disputó en su vuelta al club madrileño, en 2014-15, tras un año de cesión al Rayo hasta ahora, pasando por los 48 de 2015-16 y los 53 de 2016-17.

A la vez, ha disputado nueve partidos más con la selección española a lo largo de esta campaña para disparar aún más sus números en una temporada larguísima, que comenzó a principios de julio en la pretemporada del Atlético de Madrid y que ha llegado ahora hasta Rusia, casi un año entero sin pausa, sin descanso.

También de partidos. Desde el primer encuentro de la campaña, el empate a dos contra el Girona en el que disputó los 94 minutos en el estadio Montilivi, el 19 de agosto de 2017, hasta el duelo amistoso del domingo 3 de junio de 2018 frente a Suiza en Villarreal, cuando disputó sus últimos 35 minutos hasta ahora rumbo al Mundial 2018.

"Tengo 23 años. Si no aguanto a esta edad jugar partidos haciendo lo que más me gusta... Cuantos más partidos juegue mejor. Es lo que más me gusta. Tengo la confianza del entrenador de mi equipo y en la selección la tuve de Julen. Si me toca jugar lo aprovecharé y si no me toca, viviré la experiencia", explica el centrocampista.

"Estoy con mucha ilusión, con entusiasmo, con pasión... Tengo ganas de aprovechar este momento, de vivirlo y trabajar. No puedo hacer otra cosa que trabajar. Si me toca jugar intentaré aprovechar la oportunidad, cada minuto que pueda tener", afirma el futbolista, que no disputó ningún minuto en el primer duelo contra Portugal.

El Mundial 2018 ya es una experiencia para él con tan solo 23 años, después de pasar por cada escalón de las categorías inferiores de la selección. "Es muy bueno coincidir con la generación que lo ha ganado todo y ha hecho historia y que los jóvenes aprendamos de ellos. Para nosotros es increíble entrenar con ellos, mejorar y tener sus vivencias. Debemos ser los jóvenes inteligentes, aprovecharnos de eso, y en el próximo Mundial transmitir nosotros esa ilusión", expone Saúl, ya con diez partidos con la absoluta.

"Me fijo en todos los veteranos. Por posición me fijo más en Busquets, Iniesta o Koke, que han vivido mucho. Me tengo que empapar de sus vivencias para cuando me toque jugar en sus posiciones", afirma el centrocampista, que ha jugado de casi todo en el Atlético, pero que en la selección actúa como medio centro en el 4-2-3-1.

"Me encuentro cómodo en la posición de Busquets. En la filosofía de la selección esa posición tiene mucha movilidad, a pesar de que es el equilibrio de todo. Me viene bien poder jugar en varias posiciones y dar opciones al 'míster' de poder ayudar en cualquier momento. Es bueno poder doblar o triplicar su posición", declara.

"Tengo una posición clara en la que puedo rendir mejor y en las otras puedo suplir a un compañero si pasa alguna cosa. Saúl está para jugar de lo que haga falta si hay algún problema", abunda. En el equipo rojiblanco ha jugado por el medio, por la derecha, por la izquierda, de lateral por ambas bandas, de central...

Del Atlético a la selección hay un evidente cambio de estilo. "No es sencillo, pero llevamos mucho tiempo en las categorías inferiores de la selección, trabajando este sistema con una filosofía que va más allá del nombre del seleccionador. Eso te facilita muchas cosas, aunque no es sencillo el cambio respecto al club", admite.

También cambia el número. Del '8' en el Atlético al '7' en la selección. "Es un número muy bonito. Lo tuvo el 'Guaje' Villa. Me hubiera gustado llevar el '8', pero lo tiene Koke y no es posible", dice Saúl, ahora ante el esprint final de una temporada maratoniana en la que aún le queda un desafío: el Mundial de Rusia 2018.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El maratón de Saúl Ñíguez: nadie ha jugado más minutos en este curso con La Roja