• miércoles, 17 de agosto de 2022
  • Actualizado 11:45
 
 

WTERPOLO

El Waterpolo Navarra se vuelve de vacío en su primera visita de la temporada a la piscina del Sant Andreu

El equipo dirigido por Manel Silvestre se adelanta con un 0-2 en el primer cuarto, pero sucumbe ante los catalanes.

Partido entre Sant Andreu y W. Navarra. Web Waterpolo Navarra
Partido entre Sant Andreu y W. Navarra. Web Waterpolo Navarra

Derrota de Waterpolo Navarra en la primera salida de la temporada. Los navarros aguantaron toda la primera parte, pero pagaron una mala segunda mitad ante el Sant Andreu (13-5).

El primer parcial comenzó con mucha igualdad, en ataque conseguían batir la portería contraria hasta en dos ocasión y adelantarse en el marcador (0-2), pero el Sant Andreu hacia valer su olfato goleador y empataba el primer cuarto a dos goles.

En ese momento los catalanes entraban en el partido y se adelantaban hasta en dos ocasiones, aun así los navarros conseguían que no se marcharan en el marcador y se llegaba al descanso con un resultado de 5-4 en el marcador.

El paso por los vestuarios no les sentaba bien a los navarros y en la segunda parte el Sant Andreu se hacía con el control total del partido. Un parcial de 2-0 en el tercer cuarto y de 6-1 en el cuarto sentenciaban a los navarros. El partido finalizo 13-5 a favor de los catalanes.

Ficha Técnica:

Sant Andreu: Ramón Cruz, Veenhuis (2), Blanquez (1), Ricky Thomson, Pau Barnils, Cas Willem (1), Rafael Saboya (4), Alejandro López, Erik Brugë (3), Ricardo Gracia (1), Nikola Paul (1), Arnau Ariño.

Waterpolo Navarra: Dusan Aleksic, Aitor Rodríguez, Daniel Pérez, Asier Esteban, Jaime Arriazu (1), Josu Fernández, Eric Carnohan (1), Fermín Arriazu, Vicenç Sousa (1), Julen Artola (2), Julián García, Benjamin Riding y Ander Huarte.

Marcadores parciales: (2-2, 3-2, 2-0, 6-1): 13-5.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Waterpolo Navarra se vuelve de vacío en su primera visita de la temporada a la piscina del Sant Andreu