• jueves, 20 de enero de 2022
  • Actualizado 03:55

 

 
 

DEPORTES

Llega a Navarra el Pickleball, el nuevo deporte de raqueta que asombra en todo el mundo

La Asociación de Pickleball Navarra tiene por el momento su sede en Zizur Mayor, donde han organizado unas jornadas de puertas abiertas. 

La Asociación Pickleball Navarra presenta un nuevo deporte de raqueta llamado Pickleball en una jornada de puertas abiertas en las instalaciones deportivas de Zizur Mayor. Se trata de un deporte inclusivo, muy accesible a personas con o sin discapacidad física o psíquica de diferentes edades y sexo. El Pickleball combina elementos del tenis, pádel, bádminton y ping pong. IÑIGO ALZUGARAY
La Asociación Pickleball Navarra presenta un nuevo deporte de raqueta llamado Pickleball en una jornada de puertas abiertas en las instalaciones deportivas de Zizur Mayor. Se trata de un deporte inclusivo, muy accesible a personas con o sin discapacidad física o psíquica de diferentes edades y sexo. El Pickleball combina elementos del tenis, pádel, bádminton y ping pong. IÑIGO ALZUGARAY

El nuevo deporte que entusiasma y se extiende por medio medio ya ha llegado a Navarra. Se trata del Pickleball, un híbrido entre el pádel, el tenis, el bádminton o el ping pong que permite jugar a personas de todas las edades y que poco a poco va conquistando a más personas. 

La Asociación de Pickleball Navarra tiene por el momento su sede en Zizur Mayor, donde residen las cuatro personas que han formado el grupo. Su presidente es Alberto Rodríguez Casado, que este domingo ha participado en una jornada de puertas abiertas para dar a conocer el deporte. 

La cita ha tenido lugar en el polideportivo de Zizur Mayor, que ha sido cedido por el consistorio de la localidad, y donde los participantes han podido probar cómo es jugar a este nuevo deporte. 

"Es menor violento que otros deportes de raqueta, es muy inclusivo y permite que los jugadores marquen el ritmo de juego. esta pensado para cualquier persona, desde niños hasta mayores que quieran practicarlo", explica Rodríguez, que conoció el juego a través de Internet y se interesó por él. 

Los responsables de la Asociación Pickleball Navarra (APIKNA) montaron el grupo después de ver cómo la especialidad daba el salto desde Estados Unidos a Europa y en España, Navarra era una de las pocas regiones sin una representación concreta. 

"Queremos impulsarlo, darlo a conocer e intentar que clubes, ayuntamientos y colegios lo puedan incluir entre sus deportes. Queremos darle continuidad y en los primeros días de enero vamos a montar unas sesiones para niños de 9 a 14 años, ahora que están sin colegio", comenta el presidente del grupo. 

El Pickleball permite peloteos muy largos y se puede jugar tanto en dobles como en formato individual. Además, permite la participación de personas con diferentes capacidades físicas e intelectuales y los niños lo pueden comenzar a practicarlo desde muy pequeños. 

La pista tiene unas dimensiones de 6,10 metros de ancho y 13,41 de largo y se puede jugar sobre cualquier superficie donde la pelota tenga un bote correcto. No requiere de la instalación de las paredes de rebote del pádel, por lo que es muy económico para practicarlo. La altura de la red es de 92 centímetros en cada extremo y de 86 centímetros en el centro.

Las palas tienen unas medidas algo diferentes a las del pádel, no tan redondeadas, y pueden ser de distintos materiales. La pelota es de plástico y con varios agujeros que consiguen ese bote tan particular, mucho menos vivo que la pelota de tenis, por ejemplo. 

Este nuevo deporte ya cuenta con una Federación Internacional cuya sede está en EE UU, además de una Federación Europea. En Navarra, el contacto para las personas que quieran saber más de este deporte es a través de este correo electrónico: info@pickleballnavarra.com.
 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Llega a Navarra el Pickleball, el nuevo deporte de raqueta que asombra en todo el mundo