DEPORTE

Miguel Induráin apadrina una prueba en la que recorre 3 kilómetros de subida al Castillo de Montjuic

Ha sido la primera competición en espacio público postcoronavirus que se disputa en una gran ciudad como es Barcelona.

Miguel Induráin, segundo por la izquierda, junto a los organizadores de la prueba en Barcelona. @123acorrer.
Miguel Induráin, segundo por la izquierda, junto a los organizadores de la prueba en Barcelona. @123acorrer.  

El ciclista navarro Miguel Indurain y el maratoniano alavés Martín Fiz han apadrinado la prueba atlética que se ha disputado este en Barcelona y que ha sido la primera competición en espacio público postcoronavirus que se disputa en una gran ciudad.

La '#123aRemontar', que se ha limitado a 600 participantes, ha constado de una contrarreloj de tres pruebas (natación, ciclismo y carrera a pie) y contó, además, con una Masterclass de 'spinning', en la que los dos embajadores de Banco Santander se enfrentaron en una primera tanda junto a un reducido grupo de 50 participantes para garantizar la distancia social de seguridad.

Indurain, de 55 años y cinco veces campeón del Tour de Francia, completó la cronoescalada de 3 Km. con ascensión al Castillo de Montjuïc, con un tiempo de 8:16, y Martin Fiz, de 57 y campeón del mundo de maratón, recorrió los 5 Km. de carrera a pie con llegada en el Estadi Olímpic Lluís Companys, reproduciendo el último tramo del recorrido de la maratón de Barcelona '92, en 17:41.

La medallista olímpica Mireia Belmonte tuvo que excusar a última hora su participación en la prueba de natación (1 Km. en aguas abiertas en la playa de la Nova Mar Bella) por una indisposición. "Este es un acto muy importante para Barcelona, porque significa la vuelta del deporte", aseguraron Miguel Indurain y Martín Fiz en el acto de presentación.

"Sigo guardando grandes recuerdos de Barcelona'92. Yo participé en los 5.000, pero viendo a la gente entrar al Estadio Olímpico, me dio el gusto por probar el maratón y la verdad es que se me ha dado francamente bien", ha señalado Fiz.

El exfondista ha subrayado que "las pruebas deportivas traen turismo" y que la #123aRemontar "va a ser un paso importante para la remontada, porque volvemos a ponernos el chip y a luchar contra el crono". Miguel Indurain recordó que cuando venía a Barcelona a entrenar en su etapa de juvenil, con 15 o 16 años, les hacían subir al castillo de Montjuïc, así que me ha recordado esos años: "Es una subida dura, pero muy bonita".

"¿El confinamiento? Me ha afectado en que no ha habido eventos y a mí no me gusta el rodillo. Lo que me gusta es salir a la montaña", ha apostillado. La recaudación de la prueba, que ha sido de 10.123 euros, se destinará íntegramente al proyecto Fundación Amigos del Hospital del Mar y al equipo de investigación encabezado por el jefe de la Unidad de la COVID-19 del Hospital de Mar, el doctor Robert Güerri. EFE


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Miguel Induráin apadrina una prueba en la que recorre 3 kilómetros de subida al Castillo de Montjuic