PREMIUM  CICLISMO

Iván Moreno, del Lizarte, está presente en la escapada del día en el Giro Sub-23

 “Ha habido un momento en que me veía ganador y, si el pelotón nos hubiera dejado marchar, igual hubiera sido así”.

El equipo navarro Lizarte es protagonista en el Giro sub-23. Lizarte
El equipo navarro Lizarte es protagonista en el Giro sub-23. Lizarte  

Lunes y martes, en el Passo Maniva y Dimaro Folgarida, la prodigiosa selección colombiana lució un nivel aplastante cuesta arriba para erigirse en dominadora del Giro d’Italia U23. Ocurre que este jueves, meta en Pian delle Fugazze previo paso por un recorrido accidentado, probablemente se sobreestimó queriendo controlar de cabo a rabo. Situó con sus cinco corredores en cabeza del pelotón y acabó carbonizándolos. Así, Alejandro Osorio cedió tiempo y con ello la ‘maglia rosa’ que había recuperado en la víspera con una exhibición rodadora.

El principal beneficiario de esta mala estrategia fue otro país que vive su ‘boom’ ciclista al albur del fenómeno que suponen Team Sky, Bradley Wiggins y Chris Froome. El británico Stephen Williams, que ya había demostrado potencial escalador arrasando en la Ronde de l’Isard, desarboló a Colombia con sus lugartenientes de SEG Racing Academy y atacó a seis kilómetros de meta para imponerse en solitario.

Otro británico, este un adolescente de 19 años residente en Girona llamado Mark Donovan, se aupó a la primera posición de la general provisional después de acompañar a Osorio rodando por la Valsugana y gestionar mejor sus fuerzas en la montaña trentina. El ciclista del Team Wiggins aventaja ahora al colombiano en 14 segundos, y en 57 a su compatriota Williams.

El principal afectado por el elevado ritmo colombiano fue Iván Moreno, escalador del Equipo Lizarte que se filtró junto a su compañero Martí Márquez en la escapada de 19 corredores sin opciones en la general que se formó en torno al kilómetro 40. “Quería coger la fuga sí o sí hoy”, cuenta el ex pistard valenciano que, a ritmo, fue el más fuerte de dicha fuga en la subida final. “Ha habido un momento en que me veía ganador y, si el pelotón nos hubiera dejado marchar, igual hubiera sido así”. Ocurre que no fue así y, a poco más de 4 kilómetros de meta, le rebasó Williams. “Aun así, ha sido una experiencia brutal”, remacha feliz.

No tan feliz como aliviado estaba Nicolás Sáenz, el hombre para la general del Equipo Lizarte en este Giro d’Italia U23. El colombiano se encontró con un problema inesperado al pie de Pian delle Fugazze. “Se me rompió un radio de la rueda delantera”, explica clínico. “Gracias a Íñigo Elosegui, que me cambió la rueda, pude montarme en la bici bien rápido. Roger Adriá me esperó y me llevó hasta el pelotón”.

Ahí aguantó hasta que acusó el esfuerzo y perdió comba. Fue entonces que aparecieron Martí Márquez, que venía de la fuga, y José Félix Parra, que aguantaba con los favoritos, para realizar una labor providencial. “Me apoyaron un montón en momentos muy difíciles. Sin ellos, me hubiera caído una minutada”. Gracias a este trabajo en equipo, Sáenz continúa en disposición de atacar el top10 de la general, que está a sólo un minuto y quince segundos de su posición actual. “Hemos salvado bastante bien el día malo. Mañana lo daremos todo para meternos entre los diez primeros”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Iván Moreno, del Lizarte, está presente en la escapada del día en el Giro Sub-23