CICLISMO

Jonathan Castroviejo se proclama campeón de Europa contra el reloj

Le compensa un año repleto de desilusiones con su lesión, la 4ª plaza en los JJOO y el 2º lugar en Calpe.

Pódium final en la contrarreloj. Foto Movistar team.
Pódium final en la contrarreloj. Foto Movistar team.

El vizcaíno de Movistar Team, Jonathan Castroviejo, brinda la gran alegría a la delegación española en Morbihan con una actuación sensacional en los 45 km entre Josselin y la Côte de Cadoudal en Plumelec, que compensa un año repleto de desilusiones con su lesión, la 4ª plaza en los JJOO y el 2º lugar en Calpe hace seis días en la Vuelta.

Un gregario ejemplar que por fin ha conocido las mieles del éxito en un 2016 que tantas veces le ha dado la espalda. Jonathan Castroviejo (Movistar Team) volvió a brillar como siempre lo hace cuando se enfunda el 'buzo' de la selección nacional y logró el primer título europeo contrarreloj para profesionales en Plumelec, el mismo sitio donde hace ocho años su compañero Valverde se enfundó el amarillo del Tour.

Siempre dedicado al murciano y, sobre todo, a un Nairo Quintana al que con tanto acierto apoyó en la última Vuelta, el ciclista de Getxo -lesionado de gravedad en el cuello por una caída tras la última etapa de la Volta ao Algarve, allá por febrero- se exhibió en los durísimos 45 km por tierras de Bretaña, un recorrido en el que Nelson Oliveira se quedó a escasos 17" de un bronce que habría encumbrado aún más a los azules.

Jonathan Castroviejo ha señalado que “disputar una crono así cuatro días después de una Vuelta a España es muy complicado. Todo depende de cómo hayas acabado, si lo has hecho bien o no… He intentado recuperar lo máximo posible, comer mucho y bien, descansar y mentalizarme para este recorrido durísimo, de prácticamente una hora, con carreteras que se agarraban muchísimo, repechos, bastante desnivel acumulado. Por fortuna, ha salido todo bien".

"La experiencia de tantos ‘palos’ me ha ayudado hoy. Sabes que una crono de estas características, con una hora de esfuerzo, puede deparar de todo, y como la salida también incitaba a mover mucha potencia, lo que tenía que hacer era guardar un poco la calma. Conociendo la subida de Cadoudal aquí en Plumelec, sabiendo que era dura, lo importante era acabar con piernas. Y así hemos corrido hasta aquí".

"¿El Mundial de Qatar? Bueno, eso vendrá en unas semanas. Lo primero es descansar un poquito, recuperar la cabeza y estar con mi familia, a la que le dedico esta victoria. Mi mujer y mi hijo han sufrido mucho este año por mí, con la lesión que tuve, y les doy las gracias. Vamos a coger un poquito de aire, disputar un par de pruebas por Italia con el equipo y pensar después en el Campeonato del Mundo. En lo físico, el trabajo para Doha ya está hecho”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Jonathan Castroviejo se proclama campeón de Europa contra el reloj