PREMIUM  AUTOMOVILISMO

Fin de semana con sabor agridulce en la primera experiencia de Mikel Azcona en Hungaroring.

A falta de tres circuitos (Assen, Monza y Montmeló) el navarro sigue en lo más alto de la clasificación general.

Mikel Azcona con su automóvil en el circuito de Hungría. cedida.
Mikel Azcona con su automóvil en el circuito de Hungría. cedida.  

El piloto navarro Mikel Azcona ha conseguido la Pole y un 4º puesto en la primera carrera. Un fin de semana con sabor agridulce en la primera experiencia del navarro en el circuito de Hungaroring.

El fin de semana empezaba con unas tandas libres, 1 y 2, con dudas por el complicado trazado. Una vez más, el trabajo del equipo desde el box ha sido espectacular.

En una qualy 1 muy apretada, se pasaba por los pelos a qualy 2, donde el equipo ante la complicada situación del circuito con el asfalto húmedo, se decide jugársela con ruedas de seco y pole!!!. Espectacular vuelta para sumar cinco maravillosos puntos en el campeonato.

Ya en la carrera del sábado... fue una locura!!!. Toques, salidas, remontadas, alternativas al frente de la carrera... Mikel tuvo dos salvadas espectaculares que estuvieron a punto de llevarle contra el muro de entrada a meta en una ocasión y a final de recta en otra.

Un cuarto puesto final que supo muy bien dada la locura. En la carrera del domingo, Mikel partía desde la décima posición y cuando se encontraba en 8º lugar, recibió una rigurosa sanción que le obligó a hacer un drive through que terminó con sus opciones de remontada.

A pesar de no puntuar, el equipo sigue líder del campeonato porque su más directo rival Borkovic, tampoco puntuó en esta segunda carrera debido a un lance de carrera que le obligó a abandonar.

A falta de tres circuitos (Assen, Monza y Montmeló) Mikel sigue en lo más alto de la clasificación con un punto de ventaja sobre Borkovic y 25 sobre el húngaro Nagy.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fin de semana con sabor agridulce en la primera experiencia de Mikel Azcona en Hungaroring.