PREMIUM  RÍO 2016

El festín de goles de la pamplonesa Nerea Pena no es suficiente y las guerreras no lucharán por medalla

La navarra ha marcado 13 tantos ante Francia y ha tenido en sus manos el gol del empate que se ha estrellado en el travesaño.

Nerea Pena lanza un balón frente a las francesas Gnonsiane Niombla y Siraba Dembele durante los cuartos de final entre España y Francia en los Juegos Olímpicos de Río 2016. EFE/EPA/MARIJAN MURAT
Nerea Pena lanza un balón frente a las francesas Gnonsiane Niombla y Siraba Dembele durante los cuartos de final entre España y Francia en los Juegos Olímpicos de Río 2016. EFE/EPA/MARIJAN MURAT  

No ha podido ser. La pamplonesa Nerea Pena, que ha firmado un partido sensacional asumiendo el protagonismo en los cuartos de final entre España y Francia, vuelve ha quedarse sin medalla después de que faltase en el bronce de Londres 2012 por lesión. Esta vez las guerreras han caído derrotadas por 26-27 ante las francesas.

Pena ha anotado trece goles, la mitad de los tantos de la selección, pero ha fallado el tiro final con el que podía empatar el partido ante las francesas.

Una primera parte, en la que España comandada por una sensacional Silvia Navarro, que cerró los primeros 30 minutos con un espectacular 55 por ciento de paradas, pasó por encima al conjunto francés al que dejó en tan sólo cinco goles (12-5).

España se olvidó por completo de las imprecisiones en el lanzamiento que tantos problemas les habían causado en la primera fase y se mostró de partida como un equipo casi infalible ante el gol.

Tal y como demuestra el único falló que contabilizó el conjunto español en sus primeros siete lanzamientos, una demoledora estadística que no resiste ningún muro, por mucho que esté forjado de hormigón armado como la defensa del equipo francés.

Inmejorable arranque de partido que España complementó con una no menos sobresaliente actuación en defensa, donde las de Jorge Dueñas a base de agresividad, anticipación y, sobre todo, de piernas, muchas piernas, cerraron todos los caminos posibles al gol a la selección francesa.


Una incansable labor a la que contribuyó notablemente la guardameta Silvia Navarro, que palió cualquier mínimo error de sus compañeras con un recital de intervenciones, que permitieron a la cancerbera española cerrar el primer tiempo con un espectacular 55 por ciento de paradas.

El muro era España hoy. Una muralla infranqueable que permitió a a la selección española distanciarse cada vez más y más en el marcador hasta alcanzar los siete tantos de ventaja (12-5) con los que las "guerreras" cerraron el primer tiempo.

Renta que animó a las colegiadas rusas Alpaidze y Berezkina a castigar con una exclusión tras otra, además de una tarjeta roja directa a Eli Chávez, cada intento de defensa del equipo español.

 

En el arranque de una segunda parte, en la que las de Jorge Dueñas no sólo se mostraron más permeables en defensa, si no que además comenzaron a perder la concentración en ataque.

Todo un problema para la selección, que alimentó las esperanzas de remontada de Francia con pérdidas continuas de balón que permitieron a las galas recortar su desventaja a cuatro goles (14-10) a los diez minutos de la reanudación.

Una pérdida de concentración en la que no cayó nunca Silvia Navarro que sostuvo en pie en sus peores momentos al conjunto español con una nueva ración de paradas, algunas de ellas imposibles, como el contraataque que detuvo a la cañonera Alexandra Lacrabere.

Trabajo de rescate al que también contribuyó, y de que manera, la central Nerea Pena, máxima anotadora del partido con 13 tantos, que con sus sorpresivos lanzamientos a distancia permitió de nuevo a España recuperar los siete tantos de diferencia (18-11) al llegar al ecuador del segundo tiempo.

Una renta que España, lastrada por la numerosas exclusiones con las que fue castigada, vio reducirse paulatinamente hasta quedarse en tan sólo un gol (23-22) a falta de poco más de un minuto para la finalización.


Tiempo que España debió jugar, como durante casi toda la segunda parte, con una jugadora menos por la expulsión con tarjeta roja directa de la pivote Eli Chávez. Ventaja que no desaprovechó Francia para forzar la prórroga (23-23) en la que se consumó la derrota del equipo español.

En tel iempo extra España dispuso de un último lanzamiento para forzar otra nueva prórroga, pero el disparo de Nerea Pena se estrelló en el palo, condenando a España a una amarga derrota.

Ficha técnica:

26 - España: Navarro; Carmen Martín (5, 2p), Mangué (1), Eli Chávez (1), Lara González (-), Cabral (4) y Eli Pinedo (-) -equipo inicial- Zoqbi (ps), Marta López (-), Aguilar (1), Pena (13, 4p), Elorza (1), Egozkue (-) y Ainhoa Hernández (-)

27 - Francia: Leynaud; Bulleux (1), Lacrabere (7, 1p), Niombla (6, 4p), Pineau (5, 2p), Dembele (4) y Landre (1) -equipo inicial- Glauser (ps), Ayglon (1), Zaadi (-), Prouvensier (-), Houette (-), Edwige (1) y Nze-Minko (1)

Marcador cada cinco minutos: 4-2, 6-3, 7-3, 8-5, 10-5 y 12-5 (Descanso) 13-8, 14-10, 17-11, 20-15, 22-18 y 23-23 (Final) 24-25 (1ª parte prórroga) 26-27 (Final prórroga)

Árbitros: Alpaidze y Berezkina (RUS). Expulsaron con tarjeta roja directa a la jugadora española Eli Chávez (m.58)

Además excluyeron por dos minutos a Eli Chávez (2), Lara González, Mangué (2), Elorza, Carmen Martín y Eli Pinedo por España; y a Edwige (2) por Francia.

Incidencias: Encuentro correspondiente a los cuartos de final del torneo de balonmano de los Juegos Olímpicos de Río 2016 disputado en el Arena do Futuro

 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El festín de goles de la pamplonesa Nerea Pena no es suficiente y las guerreras no lucharán por medalla