CICLISMO

Un equipo navarro se impone en la tercera etapa de la Vuelta Portugal, tras una escapada de 55 kilómetros

"Ha sido un año muy raro y lo de hoy es la culminación a todo el trabajo", ha asegurado Oier Lazkano (Caja Rural).

Oier Lazkano celebra su victoria en solitario en Viseu. Cedida Caja Rural.
Oier Lazkano celebra su victoria en solitario en Viseu. Cedida Caja Rural.

Siendo él, sólo podía hacerlo a lo grande, rematando una larga escapada en solitario de más de 55 kilómetros, en un terreno para nada sencillo, repleto de pequeñas subidas hasta la misma línea de meta en Viseu. Oier Lazkano estreno su palmarés profesional este miércoles en la tercera jornada en línea de la Volta a Portugal, una etapa a todo gas desde salida, con múltiples intentos de fuga que nunca obtuvieron el visto bueno del pelotón.

Parecía que se marcharía un movimiento de ocho hombres con doble representación de Caja Rural-Seguros RGA (Sergio Martín y Jon Irisarri), pero el gran grupo se echó encima en el ascenso a Lamego, todavía muy lejos del final de etapa. Desde ese punto se sucedieron los ataques, en un continuo festival en el que el vitoriano de sólo 20 años se sintió en su hábitat natural.

Lazkano abrió hueco a unos 55 kilómetros de la llegada. A su espalda, perseguían cuatro corredores a más de 2 minutos que acabarían siendo atrapados por un pelotón que jamás arrojó la toalla. Los equipos se fueron sucediendo en cabeza, pero el ciclista vasco resistía todos los envites sobre un terreno que apenas le ofrecía respiro. Martín volvió a aparecer para soldarse a rueda de un cuarteto peligroso con Delaplace, Brown y Canal, que acercó la diferencia al minuto pero que también sería engullido.

El pelotón redobló su esfuerzo en los últimos 10 kilómetros, aunque Lazkano, con todo lo que le quedaba, consiguió cruzar la pancarta de los últimos 200 metros con tiempo suficiente para mirar atrás y darse cuenta de que la victoria no se iba a escapar, la cuarta de la temporada para Caja Rural-Seguros RGA.

Oier Lazkano: "Iba pensando que tenía que seguir hasta donde llegara, hasta donde llegara, hasta donde llegara... y he llegado hasta meta. No hay días de transición en la Vuelta a Portugal, aquí se va todo el día muy rápido. Ayer fue una etapa muy dura, no tenía mis mejores piernas y llegué en la grupeta guardando fuerzas, porque nunca sabes cuando puede ser tu día. Hoy me he visto bien y he conseguido llegar". 

"Cuando vi el recorrido, pensé que ésta podía ser una buena etapa para mí, sobre todo por los repechos finales. No me encontré muy bien durante los primeros días pero hoy me he sentido muy bien. He intentado estar a todos los ataques donde hubiera un Porto o un Efapel y al final he conseguido irme con otros cuatro, pero había falta de entendimiento y he decidido irme solo. No lo he dado por hecho hasta que he cruzado la meta. Ha sido un año muy raro y lo de hoy es la culminación a todo el trabajo de abril, mayo y todos esos meses".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un equipo navarro se impone en la tercera etapa de la Vuelta Portugal, tras una escapada de 55 kilómetros