• martes, 13 de abril de 2021
  • Actualizado 13:10

 

 
 

CICLISMO

Un equipo navarro detiene toda su actividad por varios casos de positivo

El equipo filial Caja Rural-Seguros RGA no participará este próximo fin de semana en la Subida a Gorla.

Autobús y vehículos del equipo Caja Rural Seguros RGA. @CajaRural_RGA
Autobús y vehículos del equipo Caja Rural Seguros RGA. @CajaRural_RGA

Con el fin de extremar la precaución en la actual situación sanitaria y preservar la salud de todo el mundo, el conjunto Filial Caja Rural-Seguros RGA ha decidido parar inmediatamente su actividad como consecuencia de casos positivos aparecidos en los controles de detección de COVID que el equipo realiza semanalmente a todos sus miembros.

De este modo, el filial Caja Rural-Seguros RGA no participará este próximo fin de semana en la Subida a Gorla, una prueba muy importante y valorada en el seno del equipo. Juan Fernando Calle, hoy profesional en la formación ProTeam, fue su último vencedor en 2019. Además, su compañero Jonathan Lastra también se impuso con nuestros colores en su última campaña como amateur.

El equipo pausa su actividad de forma indefinida y no retomará la competición hasta que la situación quede resuelta por completo y la participación de nuestros ciclistas en cualquier carrera no signifique riesgo alguno.

En cuanto al conjunto profesional del Caja Rural, tanto Alejandro Osorio como Orluis Aular, compañeros de confinamiento en la casa del primero el pasado año, se han desquitado este jueves en la tercera etapa de la Coppi e Bartali ofreciendo un buen rendimiento en la dura jornada con salida y final en Riccione.

El colombiano Osorio, disputando su primera carrera de la temporada, se erigía como uno de los puntales de la fuga de siete formada en la parte inicial de la jornada. Una aventura de más de 100 kilómetros en la que el hombre de Caja Rural-Seguros RGA coronaba en cabeza el paso por Villaggio del Lago, el puerto más duro del recorrido al recortarse por condiciones adversas la subida a Monte Carpegna.

Cazados en el regreso hasta Riccione, llegaba entonces el turno para el venezolano Orluis Aular, a quien la caída del miércoles le impidió medirse a los mejores en Sogliano. Pudo salvar las subidas para alcanzar la meta en el reducido pelotón, pero los calambres le privaron de desplegar su mejor nivel en un sprint con triunfo claro para el británico Hayter (IGD).

Orluis Aular:“Era una etapa con bastante montaña. El plan de salida era jugar las bazas de Lastra o la mía en el desenlace. He podido pasar la parte más dura delante, pero al final no he podido sprintar como quería porque, a pesar de venir con muchas ganas, tenía un poco de calambres".

"Muy contento con el trabajo que han realizado todos mis compañeros. Me quedo un poco con sabor amargo pero quiero agradecer al equipo esa labor. Me siento muy bien de forma, aunque reconozco que quizá me he descuidado un poco en la comida y he pagado las consecuencias en los kilómetros finales”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un equipo navarro detiene toda su actividad por varios casos de positivo