DEPORTE

El reto solidario del navarro David Mansoa: trece horas subiendo escaleras para hacer cumbre en el Everest

El llamado "Everesting Challenge" recaudó fondos, en total unos 5.000 euros, para colaborar con la iniciativa "Cruz Roja Responde".

El triatleta navarro David Mansoa en pleno esfuerzo. El Español.
El triatleta navarro David Mansoa en pleno esfuerzo. El Español.

El triatleta navarro David Mansoa, del club Triatlón Triurgazia, superó este domingo el desafío de subir los 8.848 metros del Everest acumulando el desnivel en los 19 escalones que tiene una de las escaleras de su casa de Oteiza de la Solana (Navarra), con 3,29 m positivos en cada ascensión. Y lo hizo en 13 horas y 15 minutos escalando 101.886 peldaños. Un nuevo reto conseguido tras haber ya corrido varios Ironman o Ultraman. 

El llamado "Everesting Challenge" recaudó fondos, en total unos 5.000 euros, para colaborar con la iniciativa "Cruz Roja Responde" que pretendía ayudar a cubrir las necesidades sanitarias, sociales, educativas o de empleabilidad de los colectivos más afectados por la pandemia y, especialmente, personas mayores, con problemas de salud, con discapacidad, niñas, niños y jóvenes, personas sin hogar, mujeres en dificultad social, inmigrantes y refugiados y población general. EL ESPAÑOL ha podido hablar con "IronMansoa". 

"Me levanté a las 5:30 y comencé a las siete de la mañana. Paré 20 minutos a las 2 de la tarde y acabé a las 20:15 horas. Hubo un momento en el que a la cabeza le costaba seguir, aunque yo a lo que más miedo tenía era a que me pudiese lesionar muscularmente".

"A las 2 de la tarde paré 20 minutos a comer, a darme una ducha y a cambiarme de ropa. Cuando retomé las escaleras, ahí hubo una hora en la que notaba que me costaba más, pero poco a poco fui pensando que si no me daba algún calambre iba a poder lograrlo". 

"Otro de los momentos que podía hacer que no consiguiese acabar el reto era la lluvia, pero tan solo llovió cuatro gotas a las 9 y hacia las 6 de la tarde. Calculé primero hacerlo el sábado, pero finalmente se hizo el domingo. También había pensado hacerlo en casa, pero finalmente decidí hacerlo fuera". 

"Desayuné antes de empezar y por la mañana fui tomando barritas, plátanos, isotónico y agua. Paré a comer arroz con pollo y ya por la tarde comí menos porque tenía menos hambre".

"Ya había calculado que eran 3.32 metros de desnivel de las escaleras y tenía que hacer 2.665 subidas. Le tenía que dar al reloj cuando subía y ahí me marcaba las que llevaba y por tiempo más o menos me hacía a la idea de lo que me quedaba".

" Mantuve un ritmo constante entre los 627 y 726 escalones cada hora, una media que solo se rompió cuando paré a comer. Cuando finalice tuve mucha satisfacción, además de pensar que estaba ayudando para acabar con el coronavirus".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El reto solidario del navarro David Mansoa: trece horas subiendo escaleras para hacer cumbre en el Everest