CICLISMO

Las diez bicicletas de carreras que revolucionaron su época en el Museo de Educación Ambiental

La muestra incluye una Pinarello Montello del 86, una Eddy Merckx Motorola del 94 y una Razesa del 83.

La muestra de bicicletas de carrera se podrá ver en el Museo de Educación Ambiental.
La muestra de bicicletas de carrera se podrá ver en el Museo de Educación Ambiental.  

El Museo de Educación Ambiental acoge la semana del 20 al 26 de junio una exposición de bicicletas míticas de carrera. Son diez ejemplares que el Ayuntamiento ha calificado como "únicos". La exposición está abierta de lunes a viernes, de 10 a 3 y de 18 a 20 horas. 

Además, el miércoles 22 por la tarde, a las 6.30 horas, el museo ofrecerá un taller de reparación de bicis centrado en cambios y radios. El taller será impartido por Álvaro Rubio y Marco Acebedo y hay que inscribirse previamente de forma gratuita.

La exposición de bicicletas de carrera es una colección de Llibert Roqueta, de Navarra Classic Bikes. Las diez bicicletas expuestas son las siguientes:

- Colnago C 40 masterdecor de 1994: fue el primer gran éxito de Colnago en una bici completamente de carbono monocasco. Se creó en colaboración con Ferrari y obtuvo multitud de reconocimientos y victorias. Fue usada por equipos como el Lampre, Rabobank o Mapei.

- Eddy Merckx Motorola de 1994: considerada una de las joyas de acero moderno, fue fruto de la unión del  fabricante de bicis Merckx, el equipo Motorolab y el siete veces campeón del Tour de Francia, Lance Amstrong.

Pinarello Montello de 1986: una de las bicis más famosas, tope de gama durante muchos años.

- Razesa Cromovelato de 1983: se trata de la bicicleta insignia que la empresa navarra de ciclismo Razesa regaló en los años 80 al Papa Juan Pablo II.

- Fredy Rüegg Racinglady 1981: una bicicleta fabricada por el ciclista Alfred Rüegg (Fredy) para la corredora amateur Ruth Marthler y que tiene el grupo completo Shimano 600 arabesque, muy raro de encontrar en Europa.

- Vitus Gold de 1981: la bici personal del presidente del club ciclista Sant Colomenc (Barcelona) y que sirve de ejemplo de cómo conseguir una bici de 8,5 kilos a principios de los 80.

- Peugeot Competition 5000 de 1997: una de las grandes apuestas que hizo el equipo Festina con Virenque a la cabeza.

- Zeus de 1979: bicicleta representante del esplendor del ciclismo español de finales de los 70, con los mejores componentes de la marca vasca.

- Romani ‘Sisquillo’ de 1978: Sisquillo, padre e hijo, eran unos de los mecánicos más reputados de España, tuvieron taller y tienda y un equipo amateur barcelonés.

- Argon 18 Track de 2012: se muestra junto a las anteriores para comprobar la evolución y diferencia con las bicicletas clásicas. Se trata de una bicicleta que mezcla la tradición japonesa del Keirin con piezas NJS y el cuadro con diseño canadiense.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las diez bicicletas de carreras que revolucionaron su época en el Museo de Educación Ambiental