DEPORTE

Así abren las piscinas cubiertas en Pamplona: escasa asistencia y muchas medidas de control sanitario

Los socios del club Oberena deben reservar su calle y hora con cita previa online solo 24 horas antes.

Piscina cubierta del club Oberena en Pamplona. Navarra.com
Piscina cubierta del club Oberena en Pamplona. Navarra.com  

Las piscinas cubiertas de algunos clubes deportivos de Pamplona ya están abiertas desde hace pocas horas, después de justo dos meses y medio del cierre por el estado de alarma el pasado 14 de marzo.

Navarra ha alcanzado la Fase 2 de la desescalada este lunes 25 de mayo y eso ha hecho posible la apertura de algunas piscinas cubiertas, como es el caso del Oberena este mismo jueves.

Los socios deben realizar una reserva previa online con una antelación de 24 horas máximo para nadar en la aplicación de Oberena, donde marcan la calle que van a utilizar (de la 1 a la 6) y el tiempo de nado (máximo de una hora). Todos deben acudir con mascarilla a las instalaciones manguiverdes.

Pasan dos controles antes de llegar al agua. Primero uno frotándose las manos con gel en la entrada antes de acceder al mismo. El segundo tiene lugar justo antes de entrar al vestuario con otro gel en las manos. Solo se pueden duchar antes y después de nadar en las duchas situadas dentro de la piscina, no en las habituales del vestuario que están cerradas.

Todo ello bajo el control de un socorrista junto al vaso que tiene la copia de las calles reservadas cada hora en la piscina, al objeto de regular la entrada y salida de los nadadores y que nadie se cuele.

La asistencia a la piscina cubierta no ha sido alta este primer día, tan solo la mitad del aforo (tres calles ocupadas al mismo tiempo de seis). En cada calle solo puede nadar una persona, al menos de momento mientras no aumente la afluencia.

"EL SOCIO DE OBERENA ESTÁ DANDO UN EJEMPLO EN TODO"

El gerente de Oberena, Joaquín Echenique, ha realizado una valoración a Navarra.com de los primeros días de apertura parcial del club: "Está funcionando muy bien. Es complicado porque hay confusión ya que hay instrucciones que no eran muy claras como en el tenis y en el pádel, que ahora si pueden jugar en parejas. En general, muy contentos".

"El socio te llama con insistencia y pedimos a las instituciones que nos manden las pautas lo más claras y concretas posibles, pero es complicado para todos. Es un mundo nuevo y vamos poco a poco. Cada día y cada semana es un aprendizaje y vamos a sacar conclusiones muy rápido. Los primeros días son muy positivos porque el socio viene muy sensibilizado, muy atento a lo que tiene que hacer y muy contentos".

En cuanto a la piscina cubierta, ha indicado: "Estamos obligados realizar una reserva por persona y calle, salvo que acuda una madre o padre con un menor de 14 años. Lo que hemos hecho es reserva de una hora por usuario. Si hay mucha ocupación se podría hacer una reserva solo de media hora más adelante".

"El socio de Oberena está dando un ejemplo de todo. Ha habido alguna llamada sobre la devolución de cuotas y muchas más llamadas de apoyo y ánimo. Muy bien durante el tiempo que ha estado cerrado y ahora también. Cuando abramos los vasos exteriores vamos a ver si también respetan todas las normas".

"Lo que más nos preocupa es cuando apriete el calor en verano. Pueden coincidir unas 1.500 personas a la vez, pero hay que tener en cuenta los sub-aforos, cuando se junte mucha gente en una zona. Hemos hecho el cálculo de 8 metros cuadrados por persona y ahora no hay problema".

"Vamos pensando en posibles soluciones si fueran necesarias junto al resto de clubes de Aedona. En algún sistema de turnos, sorteos o reservas, pero ahora vamos a ver como va la cosa para no precipitarnos. Las normas cambian rápido pero hay que estar preparados para un verano diferente. Igual hay que funcionar como un parque temático y el socorrista igual tiene que decir que salga este grupo y entre el siguiente", asegura Joaquín Echenique.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Así abren las piscinas cubiertas en Pamplona: escasa asistencia y muchas medidas de control sanitario