PREMIUM  CICLISMO

Alaphilippe impone su explosividad en Gorraiz, en la etapa disputada en Navarra de la Vuelta al País Vasco

El ciclista alemán Maximiliam Schachmann, del conjunto Bora Hansgrohe, mantiene el liderato de la carrera.

El pelotón de la Vuelta al País Vasco pasa por el puente de las Oblatas de Pamplona. EFE/ Jesús Diges
El pelotón de la Vuelta al País Vasco pasa por el puente de las Oblatas de Pamplona. EFE/ Jesús Diges  

El francés Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step) cumplió los pronósticos y fue el vencedor en la segunda etapa de la Itzulia 2019, una jornada entre Zumárraga y Gorraiz de 149,5 km tras la cual, el alemán Maximiliam Schachmann (Bora Hansgrohe) mantiene el liderato.

Alaphilippe, que se sobrepuso a un percance que le obligó a cambiar de bicicleta en uno de los tramos complicados de la carrera, impuso su explosividad en subida en el esprint del numeroso pelotón que llegó en cabeza a la parte final de la etapa, la cuesta de 800 metros al 6% de desnivel hasta la línea de meta.

Al francés incluso le picaron un segundo de diferencia sobre el resto del grupo, que encabezaron el belga Bjorg Lambrecht (Lotto Soudal), el polaco Michal Kwiatkowski (Sky) y el español Omar Fraile (Astana).

El gran damnificado de la jornada fue el británico Adam Yates (Mitchelton-Scott), que sufrió una avería en la zona de caminos de tierra, tramos de hormigón y muros intercalados por medio, y perdió en la meta un minuto y 12 segundos.

El líder se hizo con 4 segundos en los esprints especiales de la jornada, mientras que Ion Izagirre, otro de los candidatos, sumó otros 3 en una general que queda parecida a la del primer día en Zumárraga tras la crono individual.

Ahora, Schachmann es líder, con una ventaja de 10 segundos sobre Kwiatkowski, 11 sobre Alaphilippe y 14 sobre el colombiano Daniel Felipe Martínez (Education First), una de las grandes sorpresas de la crono con su segundo puesto y este martes de nuevo entre los mejores.

ESCAPADA DEL DÍA

Sexto y séptimo son Ion Izagirre (Astana), uno de los principales protagonistas junto al resto de su equipo, y Enric Mas (Deceuninck-Quick Step), a 22 y 24 segundos del maillot amarillo. Mikel Landa, que cedió 9 segundos en meta, es vigésimo, a 1.02.

Tras un primer intento de Rohan Dennis (Bahrain) y Jesús Herrada (Cofidis) en el kilómetro 5, la escapada del día, la que marcó la primera parte de la etapa, se fraguó en el kilómetro 12.

Tres corredores se escaparon, Julien Bernard (Trek), Darwin Atapuma (Cofidis) y Garikoitz Bravo (Euskadi-Murias), y el cuarto, Julen Amezqueta (Caja Rural), se les unió un poco más adelante.

Los cuatro pasaron por delante en los altos de Olaberria (km 24) y Lizarrusti (km 43), ambos de tercera, y llegaron a acercarse a los tres minutos de ventaja, pero fueron neutralizados justo antes del primer momento relevante de la etapa. El de los tramos de tierra, hormigón y empinados, con muros de por medio.

TIERRA, HORMIGÓN Y MUROS

En unos 40 kilómetros, los corredores hicieron frente a cinco tramos y 3.600 metros de camino de tierra; cuatro tramos y 4.100 metros de hormigón; y cuatro muros: Badostáin (1 km al 7% de desnivel), Zaldua Bordazar (1,4 al 7,5%), Zaldua (300 metros al 11%) e Ibiriku (550 metros al 6%).

Apareció el Astana en cabeza, luego el Movistar y también el Mitchelton y el Sky, y el pelotón se fraccionó en tres grupos, pero de ese tramo el que mejor parado salió fue el líder Schachmann, que ganó el primer esprint especial (km 112), fue tercero en el segundo (km 126) y sumó 4 segundos de bonificación. Con 3 se hizo Ion Izagirre en el segundo esprint. Alaphilippe (Deceuninck) tuvo un percance que le obligó a cambiar de bicicleta, pero salió vivo.

Pero el gran perjudicado fue otro gran favorito, Adam Yates, que sufrió una avería y salió del último muro, el de Ibiriku, con 40 segundos de desventaja. Yates y su equipo intentaron recuperar ese tiempo perdido en los vertiginosos últimos 15 km, pero no pudieron y, al final, el inglés acabó cediendo un tiempo, 1.12, que prácticamente lo elimina del ramillete de candidatos al triunfo final.

La etapa de este miércoles, la tercera, es quizás de la que menos se espera en cuanto a exigencia en esta Itzulia 2019. No obstante, el final, una subida tendida de 2 km al 4% hasta el santuario de Estibariz, puede animar a alguno de los candidatos.

La jornada será de 191,4 km, con salida en Sarriguren y dos puertos de tercera de por medio. Uno al principio, Goñi (km 27), y otro en la segunda mitad del recorrido, Opakua (km 140).


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Alaphilippe impone su explosividad en Gorraiz, en la etapa disputada en Navarra de la Vuelta al País Vasco