PREMIUM  TERRORISMO

El plan inicial de los terroristas de Bruselas era atentar en Francia

La Fiscalía belga asegura que los terroristas cambiaron de objetivo debido a la presión policial.

Salida del aeropuerto tras las explosiones de Bruselas. EFE.
Salida del aeropuerto tras las explosiones de Bruselas. EFE.  

La Fiscalía belga ha informado este domingo de que los terroristas que atentaron el pasado 22 de marzo en Bruselas provocando 32 muertes y más de 300 heridos en el metro y el aeropuerto, tenían como objetivo inicial repetir una matanza en Francia, donde 130 personas fallecieron el 13 noviembre del año pasado durante los ataques de París.

Según el ministerio público, sus planes se vieron alterados al verse acosados por los avances de las fuerzas de seguridad en las pesquisas sobre la masacre en la capital francesa. "La fiscalía confirma que varios elementos de la investigación indican que el objetivo del grupo terrorista era atentar de nuevo en Francia, y que sorprendidos por los progresos de la investigación decidieron de urgencia atacar finalmente Bruselas".

El comunicado de la Fiscalía, el segundo en menos de 24 horas, informa además de que Mohamed Abrini, que fue detenido el viernes en una operación en Anderlecht, al suroeste de la capital belga, está imputado por los cargos de asesinato terrorista, pertenencia a banda armada, y tentativa de asesinato terrorista. Abrini puso fin este sábado a las especulaciones y confesó a las autoridades que él era el tercer terrorista del aeropuerto de Bruselas-Zaventem, el hombre que acompañó a los dos suicidas el pasado 22 de marzo y que salió a pie de la instalación tocado con un sombrero que dice haber vendido poco después, y portando una chaqueta blanca que afirma haber tirado a una papelera del barrio de Zaventem.

Con su detención, las principales piezas del puzle que conforma la red terrorista que atentó en Bruselas han muerto o están en prisión: Khalid El Bakraoui falleció al hacerse estallar en el metro de Maelbeek, junto a las instituciones europeas, igual que su hermano Ibrahim El Bakraoui y Najim Laachraoui, los suicidas del aeropuerto. Los cómplices clave de ambos atentados, Mohamed Abrini, identificado como el tercer terrorista del aeropuerto, y Osama Krayem, que fue visto poco antes del ataque del metro junto a uno de los suicidas y compró las maletas utilizadas para atentar en el aeropuerto, están entre rejas.

Abrini, el autoinculpado hombre del sombrero, de nacionalidad belga y origen marroquí, responderá ante la justicia tanto por su participación en los atentados de Bruselas como por su implicación en los de París: sus huellas están en el piso del que salieron los suicidas del aeropuerto y en otro apartamento utilizado para preparar los ataques de París, y fue grabado en una estación de servicio francesa junto a Salah Abdeslam, cerebro de los ataques a la capital francesa, dos días antes de la masacre. El ministerio público lo ha imputado junto a Hervé B. M., Bilal E. M. y Osama Krayem, también arrestados este viernes.

Bélgica también informó este sábado, tras una redada en la que no hubo detenciones, de que había elevado a seis el número de detenciones realizadas el viernes. El sexto detenido es Bilal El Makhoukhi, un bruselense condenado en el proceso contra el grupo proyihadista Sharia4Belgium en Amberes, al norte del país, según informó la cadena pública flamenca VRT, que no dio detalles sobre su supuesto papel en los atentados. De esos seis detenidos, dos han quedado en libertad tras haber sido interrogados.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El plan inicial de los terroristas de Bruselas era atentar en Francia