• viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 02:15

 

 
 

TERRORISMO

Linchada una joven austriaca que se unió al Estado Islámico y que intentó escapar

Samra Kesinovic, de 17 años, se unió al grupo terrorista en 2014, allí se cree que se casó con un yihadista.

Samra Kesinovic antes y después de viajar a Siria.
Samra Kesinovic antes y después de viajar a Siria.

Una adolescente austriaca que huyó del país para viajar a Siria y unirse al grupo yihadista Estado Islámico ha sido linchada por miembros de la formación tras intentar escapar, según ha informado el diario británico 'The Independent'.

Samra Kesinovic, de 17 años de edad, viajó a Siria en 2014 junto a su amiga Sabina Selimovic, de 15 años. Ambas fueron utilizadas por el grupo para sus campañas de propaganda, publicando imágenes de ambas portando armas.

Por el momento, el Gobierno austriaco no se ha pronunciado sobre las informaciones. A finales de 2014, un experto en antiterrorismo de Naciones Unidas indicó que una de las dos jóvenes había muerto, quien podría ser Selimovic.

Selimovic y Kesinovic, abandonaron Viena en abril de 2014 tras dejar una nota a sus padres: "No nos busquéis. Serviremos a Dios y moriremos por él". Tras llegar a Siria, las fuerzas de seguridad creen que "fueron entregadas en matrimonio" a combatientes locales y se cree que ambas quedaron embarazadas.

El pasado mes de octubre expresaron desde Siria su deseo de regresar a Austria, arrepentidas, tras haberse casado con combatientes yihadistas y quedar embarazadas, según informó entonces el diario Osterreich.

Desde su partida, sus cuentas personales en Internet han ido mostrando imágenes de las jóvenes vestidas con el tradicional niqab -la vestimenta que cubre a las mujeres de la cabeza a los pies- tomadas supuestamente en Raqqa, bastión del Estado Islámico, y con mensajes de propaganda destinados para atraer a otras jóvenes a Siria. Los investigadores sospechan que estos textos no han sido escritos por las niñas. Samra y Sabina han llegado a aparecer en vídeos disparando AK47.

"El problema es que una vez que la gente sale de Austria es casi imposible regresar", declaró en octubre ante los desesperados mensajes de las jóvenes el portavoz del Ministerio del Interior, Karl-Heinz Grundboeck.

Las autoridades austriacas han acusado a un clérigo musulmán conocido como Abu Tejda de haber reclutado a ambas jóvenes para que se unieran al Estado Islámico, lo que éste niega.

Se calcula que alrededor de 130 austríacos combaten en estos momentos en las filas de los yihadistas. Los expertos consideran que al menos la mitad de ellos proceden del Caúcaso ruso, desde donde llegaron muchos refugiados pidiendo asilo en Austria tras la guerra de Chechenia.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Linchada una joven austriaca que se unió al Estado Islámico y que intentó escapar