PREMIUM  SUCESOS

Gran tragedia en la Pamplona de Filipinas: un tifón atraviesa el país el día de Navidad y deja un reguero de muertos

El tifón Nock-Ten continúa su funesto paso por el archipiélago y se trata de la tercera catástrofe natural de este tipo que asola el país en fechas navideñas.

Un adolescente cubre una zona inundada por el paso del tifón Nock-Ten por la localidad de Pamplona, Camarines Sur (Filipinas), el 26 de diciembre de 2016, al menos tres personas han muerto. EFE/Francis R. Malasig
Un adolescente cubre una zona inundada por el paso del tifón Nock-Ten por la localidad de Pamplona, Camarines Sur (Filipinas), el 26 de diciembre de 2016, al menos tres personas han muerto. EFE/Francis R. Malasig   francis r. malasig

Al menos cinco personas han muerto y ocho permanecen desaparecidas en la comarca filipina de Camarines Sur, donde se encuentra la ciudad llamada Pamplona. Son las funestas consecuencias del tifón Nock-Ten, que dejó en su camino un reguero de destrucción en la parte central del archipiélago a lo largo del día de Navidad.

Las autoridades han informado de la muerte de un granjero por la caída de un árbol y sobre un pescador electrocutado, ambos en la provincia de Quezón, que se suman a las tres muertes reportadas el lunes, los de una pareja de ancianos ahogados y una mujer muerta por el desplome de un muro.

Además, ocho personas están en paradero desconocido. Se trata de los tripulantes de un ferry operado por Starlite Atlantic, el 'RoRo', que naufragó el domingo por la noche (hora local) en Batangas. Las otras 14 personas que iban a bordo han sido rescatadas con vida.

El Consejo Nacional para la Reducción y Control para el Riesgo de Desastres señaló que ya hay 73.000 personas afectadas por el tifón, mientras que más de 380.000 han sido evacuadas a recintos deportivos y escuelas.

MÁS DE 12.000 VIAJEROS VARADOS EN EL TRANSPORTE MARÍTIMO

Nock-Ten, que se mueve a una velocidad de 20 kilómetros por hora en dirección noroeste, pasó durante la jornada del lunes cerca de la capital filipina, la ciudad más poblada del país, causando inundaciones en algunos barrios de la metrópoli. Según las predicciones, el tifón, conocido como Nina por los locales, abandonará el miércoles las aguas territoriales filipinas.

Las autoridades declararon el día de Navidad el estado de alerta para una docena de provincias, donde el paso del tifón ha provocado fuertes lluvias, que a su vez acarrearon inundaciones y se teme que se produzcan corrimientos de tierra en zonas montañosas.

También alertaron sobre una subida del nivel del mar, estimada en 2,5 metros, que amenazó a las localidades costeras de cinco provincias. Varias de las zonas afectadas se encuentran sin suministro eléctrico ni comunicaciones por lo que el registro de víctimas a causa del tifón podría aumentar, señalan las autoridades.

Además unos 300 vuelos domésticos e internacionales han sido cancelados. El aeropuerto Ninoy Aquino de Manila, el más importante y con mayor tráfico del país, es el más afectado por las cancelaciones a raíz de que las autoridades suspendieran todos los aterrizajes y despegues debido a vientos superiores a los 50 nudos (93 kilómetros por hora). Según datos aportados a los medios por Aviación Civil, al menos 60.000 personas han sido afectadas por la cancelación y el retraso de las operaciones aeroportuarias.

El tifón, que tocó tierra el domingo 25 en el este de la región central del país, también ha afectado al transporte marítimo al dejar varados a unos 12.000 pasajeros, según el comunicado emitido por el departamento de emergencia.

TERCER TIFÓN EN FILIPINAS COINCIDIENDO CON LA NAVIDAD

Nock-Ten es el tercer tifón en la historia del país que afecta a Filipinas durante las fechas navideñas, tras los tifones Lee (1981) y Jean (1947). Entre 15 y 20 tifones recorren todos los años Filipinas durante la temporada lluviosa, que empieza por lo general en junio y concluye en noviembre.

El pasado octubre, el tifón Haima, que alcanzó el rango máximo de categoría cinco, causó 19 muertos y obligó a la evacuación de más de 100.000 personas durante su paso por el norte de país.

En noviembre de 2013, el tifón Haiyan, uno de los más potentes de la historia en tocar tierra con rachas de viento de hasta 315 kilómetros por hora, causó 6.300 muertos, más de 1.000 desaparecidos y 14 millones de damnificados en la región central de Filipinas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Gran tragedia en la Pamplona de Filipinas: un tifón atraviesa el país el día de Navidad y deja un reguero de muertos