TERRORISMO

Alemania cree que el Estado Islámico pretendía atentar en Múnich en Nochevieja

La policía ha evacuado esta Nochevieja dos estaciones de tren en Múnich por amenaza de atentado terrorista.

Amenaza de atentado terrorista en Múnich.
Amenaza de atentado terrorista en Múnich.  

La organización terrorista Estado Islámico (EI) tenía planificado perpetrar un atentado suicida en Múnich (sur de Alemania) durante la nochevieja, informó el ministro de Interior del estado federado de Baviera, Joachim Hermann.

La Oficina Federal de lo Criminal (BKA) informó durante a las autoridades bávaras de que había indicios fuertes en ese sentido provenientes de informaciones de servicios secretos amigos, dijo Hermann en conferencia de prensa en la madrugada de este 1 de enero.

El jefe de la policía de Múnich, Hubertus Andrä, por su parte, indicó que el atentado suicida debía ser perpetrado por un comando de entre cinco y siete hombres.

Sin embargo, los controles policiales hasta ahora no han dado resultado alguno ni se han producido detenciones.

Hermann dijo que las informaciones recibidas eran de tal peso que, pese a no ser seguras en un ciento por ciento, no podían ser ignoradas por lo que se tomaron medidas inmediatas.

Por ello se ordenó la evacuación de la estación central de Múnich así como de la estación del barrio de Passing y se recomendó a la gente que evitase las aglomeraciones indicando que al no poder acceder a sus objetivos originales los terroristas podrían actuar en otra parte.

Hermann comparó la situación con la que se vivió hace pocas semanas en Hannover donde un partido de fútbol entre Alemania y Holanda tuvo que cancelerarse debido a la amenaza terrorista."Todavía espero que esta noche termine en paz", dijo Hermann.

MEDIDAS EN BRUSELAS Y PARÍS

Además, las principales ciudades europeas y de los países amenazados por el terrorismo yihadista reciben 2016 con un fuerte dispositivo de seguridad en sus celebraciones populares, que ha dejado sin fuegos artificiales a París y Bruselas o cerrado al público la plaza Roja de Moscú.

"Está no será una fiesta de Año Nuevo como las otras", advirtió elministro de Interior francés, Bernard Cazeneuve, al anunciar una movilización sin precedentes de 60.000 policías y militares en las principales ciudades de Francia, de los que 11.000 estarán en París.

La suspensión de los emblemáticos fuegos artificiales de las inmediaciones de la Torre Eiffel y la reducción a solo 10 minutos de las proyecciones de vídeo en el Arco del Triunfo, así como la limitación de acceso a los Campos Elíseos, responde a una preocupación por reducir riesgos en las concentraciones de gente.

Pero también es una muestra de sobriedad y austeridad inhabitual en una ciudad que empezó 2015 con los atentados contra el semanario satírico Charlie Heddo y un supermercado judío, que causaron 17 muertos, y que once meses después, en noviembre pasado, sufría los peores ataques terroristas de su historia, con 130 fallecidos.

Desde este jueves son diez los inculpados en Bélgica por su presunta implicación en esos atentados de París, en el marco de la investigación abierta por un juez de Bruselas, donde también son extremas las medidas de seguridad que rigen para esta noche y que han motivado la detención de seis personas este jueves en la capital belga y sus alrededores en una operación aún abierta.

En Bruselas, corazón de la Unión Europea, sumida en las últimas semanas en la psicosis por el miedo a atentados, no solo se han anulado los fuegos artificiales, sino todas las festividades planificadas para la celebración de la Nochevieja y la llegada del Año Nuevo en el centro histórico de la ciudad.


La emblemática Plaza Roja de Moscú, el corazón de la ciudad donde es tradición festejar la llegada del Año Nuevo, estará cerrada esta noche al público, mientras 15.000 policías se encargarán de velar por la seguridad de la capital de Rusia, en un dispositivo que no es ajeno al zarpazo yihadista que sufrió el país a finales de octubre en un atentado contra un avión ruso en Egipto, con 224 muertos.

Aunque sí mantienen sus festejos tradicionales, el resto de capitales europeas y de otros países potencialmente amenazados también han reforzado notablemente su seguridad para esta noche.

En Londres, unos 3.000 agentes patrullaron en las calles de la ciudad que también mantiene sus tradicionales fuegos artificiales cerca de la Noria situada frente al Parlamento, aunque únicamente se permitirá el acceso a quienes tengan entradas.

Madrid, ha reforzado sus controles y permitido solo a 25.000 personas (la mitad del aforo) que presencien en la plaza de la Puerta del Sol las campanadas de Fin de Año.

La tradicional fiesta de Nochevieja en Berlín, frente a la puerta de Brandeburgo, donde en años anteriores se han llegado a reunir hasta un millón de personas, ha estado acompañada de un reforzado dispositivo de seguridad con 900 agentes de policía. Se han prohibido las mochilas, bolsas grandes y petardos.

Mientras, miles de agentes se desplegarán esta noche en las principales plazas de Estambul y Ankara ante el miedo a atentados tras la detención la víspera de dos supuestos integrantes del EI preparados para atentar en la capital esta Nochevieja.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Alemania cree que el Estado Islámico pretendía atentar en Múnich en Nochevieja