• miércoles, 25 de mayo de 2022
  • Actualizado 03:47

 

 
 

SALUD

"No hay pruebas" de que la vacuna no funcione contra la nueva cepa: investigarán el alcance de la inmunidad

La Agencia Europea del Medicamento dice que va a realizar un seguimiento "cercano" de la vacunación en toda Europa.

Un hombre recibe en Inglaterra una de las primeras dosis de la vacuna de Pfizer. EUROPA PRESS (Steve Parsons/PA Wire/dpa)
Un hombre recibe en Inglaterra una de las primeras dosis de la vacuna de Pfizer. EUROPA PRESS (Steve Parsons/PA Wire/dpa)

La directora ejecutiva de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), Emer Cooke, ha afirmado que "por el momento no hay pruebas" de que la vacuna de Pfizer y BioNTech contra el Covid-19, aprobada este lunes por la EMA, no funcionará contra la nueva cepa del coronavirus detectada en Reino Unido.

"Por el momento podemos decir que no hay pruebas que sugieran que esta vacuna no funcionará contra la nueva variante. Pero estos son temas que deben ser evaluados científicamente", ha señalado Cooke en rueda de prensa virtual.

Según la máxima responsable de la EMA, esta última mutación del virus, que ha producido las autoridades sanitarias británicas un aumento del ritmo de contagios principalmente en el sureste del país, no ha provocado suficientes cambios en el SARS-CoV-2 como para que esta vacuna, la primera autorizada en Europa contra el Covid-19, deje de ser eficaz.

En cualquier caso, Cooke ha apuntado que la EMA va a realizar un seguimiento "cercano" de la vacunación en toda Europa para averiguar cuál es realmente hasta el alcance de la inmunidad que genera la vacuna.

El Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) ha publicado un informe preeliminar este lunes en el que avisa de que la nueva cepa de coronavirus encontrada en Reino Unido es significativamente "más transmisible" que las variantes anteriores.

De hecho, según el organismo, la nueva variante tiene un potencial estimado para aumentar el número reproductivo (R) en 0,4 o más (es decir, la cantidad de personas a las que infecta un positivo) y una transmisibilidad aumentada estimada de hasta un 70 por ciento. No obstante, informa de que por ahora no hay indicios de una mayor gravedad de la infección asociada a esta nueva cepa.

Esta variante del coronavirus ha surgido en una época del año en la que hay unos mayores contactos sociales y familiares. Por ahora, además del país británico, Dinamarca, Islandia y Países Bajos han notificado algunos casos con la nueva cepa y, según algunas noticias publicadas en medios de comunicación, también se han hallado casos en Bélgica y Gibraltar.

Actualmente, se están realizando estudios para evaluar el impacto de esta nueva variante sobre el riesgo de reinfecciones o la eficacia de las vacunas que se están implementando actualmente. "Dado que actualmente no hay pruebas que indiquen hasta qué punto la nueva variante del virus se propaga fuera del Reino Unido, se necesitan esfuerzos oportunos para prevenir y controlar su propagación", ha señalado el ECDC.

Por ello, ha pedido a las autoridades y laboratorios de salud pública analizar y secuenciar de forma aislada los virus para identificar los casos de la nueva variante, así como identificar a aquellas personas que hayan podido tener un contacto con un caso infectado por la nueva cepa o haya viajado a zonas donde se sabe que circula la nueva variante.

SANIDAD: NO DEBERÍA MODIFICAR LA EFECTIVIDAD

La directora general de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), María Jesús Lamas, y la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, han señalado que la nueva cepa del virus del Covid-19 identificada en Reino Unido no debería modificar la efectividad de la vacuna de Pfizer y BioNTech o los test diagnósticos.

En rueda de prensa este lunes para valorar la decisión de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) de aprobar la primera vacuna contra el coronavirus, Lamas ha señalado que "no necesariamente" las variaciones del virus "van a implicar modificación de la efectividad de la vacuna", tal y como ha afirmado el organismo regulador europeo.

"No necesariamente las variaciones van a implicar modificación de la efectividad de la vacuna. Las vacunas están dirigidas a la proteína S, y ninguna variación ha tenido cambios significativos en su estructura", ha explicado, detallando que no será necesario realizar un ensayo clínico para comprobar si afecta a la vacuna de Pfizer, sino únicamente "pruebas de laboratorio".

Lamas ha avanzado que en las "próximas semanas" se podrían tener resultados de si, finalmente, esta nueva cepa altera la efectividad de la vacuna o no. "Hay que caracterizarla y enfrentarla a sueros neutralizantes y comprobar si esa capacidad se mantiene con esta variante igual que en otras anteriores", ha resaltado.

Calzón ha añadido que la aparición de esta cepa "pone sobre alerta la necesidad de incrementar el esfuerzo de secuenciación genómica". "Estamos especialmente expectantes. Vamos a seguir desde el Centro Nacional de Epidemiología y el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias con especial atención todo lo que esté relacionado con esta nueva variante en todos los sentidos", ha detallado.

Según ha esgrimido, "parece que en principio esta nueva cepa no debiera afectar mucho" a la efectividad de la vacuna. "Hasta el momento, dado que la mayoría de test antígenos se basan en la proteína S, no se verían afectados por esta variante", ha asegurado Calzón. "Y en cuanto a la eficacia de la vacuna, aunque todavía es prematuro, los datos que existen nos apuntan a que no se ven afectados al enfrentarlos a sueros neutralizantes", ha concluido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"No hay pruebas" de que la vacuna no funcione contra la nueva cepa: investigarán el alcance de la inmunidad