PREMIUM  FÚTBOL

El Real Madrid supera la incómoda visita al campo del Leganés y mantiene el liderato de la Liga Santander

Marcelo ha igualado el número de partidos de Di Stefano (396) como el segundo extranjero con más encuentros oficiales jugados.

Los jugadores del Real Madrid celebran la victoria en Leganés. Lfp.
Los jugadores del Real Madrid celebran la victoria en Leganés. Lfp.  

El Real Madrid goleó al Leganés (2-4) en Butarque para ganar su partido de la jornada 30 de LaLiga y mantenerse en lo más alto de la tabla aguantando la presión del Barcelona, que se impuso al Sevilla en el Camp Nou.

El cuadro de Zinedine Zidane, con los menos habituales, se sobrepuso a un inicio dubitativo y acabó avasallando a los pepineros con su pegada y la gran actuación de Álvaro Morata, que marcó un hat-trick.

El club blanco empezó algo desenchufado, fuera del partido. El Leganés, con más corazón que otra cosa, consiguió hacer sufrir a los madridistas...pero por poco tiempo, hasta el minuto 15, cuando en una contra que condujo Marco Asensio a la perfección, James Rodríguez aparecía en el segundo palo para hacer el 0-1.

Casi sin tiempo para respirar, Morata anotó el 0-2 de cabeza en un córner y el 0-3 en un mano a mano con Herrerín aprovechando un gran centro de Mateo Kovacic. El partido parecía sentenciado, pero ni mucho menos.

Y es que el Leganés resucitó, valiéndose de la relajación blanca. El primer gol de Gabriel Pires, recogiendo un rechace en el interior del área. El 2-3, de Luciano, rematando de cabeza en un saque de esquina. Si el Real Madrid había metido tres goles en menos de diez minutos, el Leganés anotó dos en cuatro para llegar al descanso aún en el partido.

Fue una ilusión. A la salida de vestuarios, Morata transformó la sentencia y su hat-trick con un cabezazo que entró en la portería local a pesar de que Mantovani sacó los brazos de manera desesperada. El broche a tres puntos vitales para el equipo blanco que le permiten seguir soñando con LaLiga.

El técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane, aseguró tras el partido sobre el cambio de James: ““Es normal que se enfade porque todos quieren jugar todo el partido. Son cosas que pasan y me quedo con el partido que ha hecho porque ha jugado bien. No tengo nada contra James, al contrario. Le cambio mucho, pero porque es un jugador ofensivo y trabaja mucho. Pasa mucho con los jugadores que juegan arriba, como Karim”.

"Asensio ha hecho un gran partido, conocemos su calidad. Todos lo ponen difícil a la hora de hacer la alineación porque todos están bien. Va a ser así hasta el final y vamos a necesitar a todos. Estamos todos en el mismo barco y haciendo cosas importantes”. “Se entrenan bien durante la semana y a la hora de elegir el equipo tengo la posibilidad de cambiar muchos jugadores. Tengo una plantilla muy buena”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Real Madrid supera la incómoda visita al campo del Leganés y mantiene el liderato de la Liga Santander