PREMIUM  TERCERA

La insólita situación de un equipo navarro: el Iruña puede ascender, pero también puede bajar

El equipo es filial de Osasuna y la Federación ha decidido que si no sube deberá bajar de categoría. 

Equipo titular del Iruña en Tajonar, ante el Cirbonero.
Equipo titular del Iruña en Tajonar, ante el Cirbonero.  

Algo pocas veces visto, o quizá nunca. Un equipo navarro puede ascender de categoría al término de la temporada, pero también podría descender. 

La Real Federación Española de Fútbol ha comunicado que el Club Deportivo Iruña podrá disputar el playoff de ascenso a Segunda División B, que se jugará una vez que termine la liga regular a la que le quedan por disputar tres jornadas.

Según la RFEF el Iruña podría ascender a Segunda B, ya que Osasuna no tiene equipo en esa categoría la próxima temporada, pero si no asciende bajaría a Autonómica ya que el Promesas jugará el año que viene en tercer y no puede haber dos equipos del mismo club (el Iruña es filial) en la misma categoría.

Ello perjudica al Burladés y al Cirbonero, que como cuartos y quintos de la tercera división navarra ya contaban con jugar la fase de ascenso ante la previsible ausencia del Iruña, que es tercero.

El informe presentado por el citado organismo expone que, de acuerdo a su Reglamento General, "si bien los clubes pueden tener filiales en todas las divisiones o categorías inferiores a la que estén inscritos, sólo puede haber uno en cada una de aquellas, de forma que en cada división sólo puede haber un equipo del mismo club o filial de este".

El mismo texto dice "que si se establece un convenio de filialidad, el club patrocinador debe militar siempre en categoría superior a la del patrocinado/filial". Y, dado que en este caso el "club patrocinador" compite en Segunda División, el informe concluye que "en la doble relación equipo principal/equipo dependiente y club patrocinador/ club filial que afecta al C. A. Osasuna y al C. D. Iruña durante la presente temporada se ajusta, plenamente, a lo dispuesto reglamentariamente".

De este modo, ante el descenso de Osasuna Promesas a Tercera División, se establecen dos escenarios posibles que podrían darse a la conclusión de la presente temporada 2017/18, según la web del club rojillo.

Si el Club Deportivo Iruña lograse el ascenso en el playoff, participaría la próxima temporada en Segunda División B. Si por el contrario no consiguiese subir a la categoría de bronce, se vería obligado a descender a Primera Autonómica.

En ningún caso, el Club Deportivo Iruña jugará la próxima campaña en Tercera División, debido a la incompatibilidad reglamentaria de que dos filiales del mismo club coexistan en la misma categoría.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La insólita situación de un equipo navarro: el Iruña puede ascender, pero también puede bajar