FÚTBOL REGIONAL

Íñigo Ardanaz sustituye a Miroslav Treciack en el banquillo de Oberena

Las dos últimas derrotas del equipo manguiverde de tercera, ante rivales directos como Cantolagua y Huarte, han desencadenado la destitución.

Treciak en el banquillo de Oberena.
Treciak en el banquillo de Oberena.  

Íñigo Ardanaz sustituye a Miroslav Treciack en el banquillo de Oberena a falta de cinco partidos para que termine la temporada en la tercera división navarra.

Ardanaz ha dirigido esta temporada al equipo juvenil de división de honor con el que ha conseguido la permanencia de manera brillante. Sustituirá a Treciack el próximo fin de semana en el partido Oberena - San Juan, donde los manguiverdes se juegan el descenso a Autonómica.

La temporada de Oberena en tercera ha sido negativa desde la pretemporada con muchas ausencias y lesiones. Hasta hace apenas un mes el equipo mantenía un colchón de seis o siete puntos con el descenso, pero las dos últimas derrotas ante rivales directos como el Cantolagua (0-1) y la última ante el Huarte (1-0), además de las malas sensaciones, han acelerado la destitución de Treciack como entrenador.

Desde el club manguiverde han manifestado los siguiente: "La sección de Fútbol del C.D. Oberena, por medio de esta nota de prensa, quiere comunicar que hoy lunes 11 de abril Miroslav Treciack ha dejado de ser nuestro entrenador en el equipo de Tercera División".

"Queremos hacer público nuestro agradecimiento por el trabajo desempeñado a lo largo de estos meses al frente de nuestra plantilla. Iñigo Ardanaz, hasta ayer entrenador de nuestro equipo de División de Honor Juvenil, tomará la dirección del equipo de Tercera División".

Miroslav Treciack llegó a Oberena este verano tras la marcha de Sergio Amatriain al Izarra, después de una gran campaña con el equipo oberenista.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Íñigo Ardanaz sustituye a Miroslav Treciack en el banquillo de Oberena